Unidad 2. La interfaz de Autocad (XIII)

2.9 Personalización de la interfaz

Le diré algo que ya sospecha: la interfaz de Autocad se puede adaptar de diversas maneras para personalizar su uso. Por ejemplo, podemos modificar el botón derecho del ratón para que ya no aparezca el menú contextual, podemos cambiar el tamaño del cursor o los colores en pantalla. Sin embargo, esta es una de esas posibilidades paradójicas, ya que si bien muchos cambios son posibles, generalmente la configuración predeterminada funciona muy bien para la gran mayoría de los usuarios. Así que a menos que quiera que el programa tenga un funcionamiento muy particular, lo que nosotros le sugerimos es que lo deje como está. De cualquier modo, revisemos el procedimiento para hacer cambios.

El menú “Herr.-Opciones”, nos abre un cuadro de diálogo donde podemos modificar no sólo la apariencia de Autocad, sino también muchos otros parámetros de funcionamiento.

Imagen

La ceja “Visual” de este cuadro de diálogo, tiene 6 secciones directamente relacionadas con la visualización en pantalla de los objetos que dibujemos. La primera sección tiene una serie de elementos de la ventana de la interfaz que son opcionales. De dicha lista, es recomendable desactivar las barras de desplazamiento vertical y horizontal, ya que las herramientas de “Zoom” que estudiaremos en el capítulo 12 hacen innecesarias dichas barras. A su vez, la opción “Mostrar menú de pantalla” tampoco es recomendable, ya que se trata de un menú heredado de versiones anteriores de Autocad que no utilizaremos en este texto. Tampoco tiene mucho sentido cambiar el tipo de letra de la “Ventana de comandos”, lo cual puede modificarse con el botón “Tipos...”.

Por su parte, el botón “Colores...” nos abre un cuadro de diálogo que nos permite modificar la combinación de colores de la interfaz de Autocad.

Imagen

Si bien aquí estamos usando un color de fondo blanco, para efectos de ilustración del libro, por lo general, la ventana de dibujo de Autocad es de color negro, así el contraste con las líneas dibujadas es muy alto, aún cuando las dibujemos con colores distintos al blanco. El cursor y otros elementos que aparecen en el área de dibujo (como las líneas de rastreo que se estudiarán más adelante), también tienen un contraste muy claro cuando usamos el negro como fondo. Así que, de nueva cuenta, sugerimos utilizar los colores por defecto del programa, aunque usted puede modificarlos libremente, por supuesto.

Pág. 2.13

Atrás  Inicio  Adelante