Unidad 1. Conceptos básicos de Dreamweaver CC (II)


1.3. Editar páginas web

Cualquier editor de texto permite crear páginas web. Para ello sólo es necesario crear los documentos en texto simple, con la extensión HTML o HTM e incluir como contenido del documento el código HTML deseado. Puede utilizarse incluso el Bloc de notas incluido en Windows para hacerlo.

Pero crear páginas web mediante el código HTML es más laborioso que hacerlo utilizando un editor gráfico. Al no utilizar un editor gráfico cuesta mucho más insertar cada uno de los elementos de la página, al mismo tiempo que es más complicado crear una apariencia profesional para la página, sobre todo si no estamos demasiado familiarizados con el HTML. Aunque también es cierto que escribir el código nos da más control sobre él, y sobre todo al principio, nos ayudará a entender lo que estamos haciendo y podremos aprender HTML rápidamente.

Hoy en día existe una amplia gama de editores de páginas web. Uno de los más utilizados, y que destaca por su sencillez y por las numerosas funciones que incluye, es Adobe Dreamweaver.

Además de Dreamweaver, existen otra serie de buenos editores de páginas web, como pueden ser Microsoft Expresion Web, Amaya, Bluefish, NVU, KompoZer o Quanta Plus. Algunos de los cuales tienen la ventaja de ser gratuitos.

1.4. Cómo tener una página en Internet

Para poder poner una página web en Internet, es necesario contratar a alguna empresa con servidores que pueda alojarla y hacerla accesible desde Internet las 24 horas del día. El precio por disponer de espacio propio en el servidor dependerá de la empresa, del espacio en disco, volumen de transferencia y otras opciones que podamos contratar.

Hay empresas que ofrecen este servicio gratuitamente, pero con ciertas limitaciones: poco espacio de disco, lentitud, restricciones en el diseño y nombre de nuestra página precedido por el de la suya. Hay que tener también en cuenta que estas empresas deben generar ingresos de alguna forma, por lo que se dedican a vender espacios publicitarios dentro de nuestras páginas, publicidad que no podremos negarnos a incluir en ellas.

Por estos motivos, no se recomienda utilizar hospedaje gratuito para la página de una empresa, aunque sí es aceptable para una página personal, sobre todo al comienzo.

Por otro lado, hay grandes empresas de Internet que ofrecen otras alternativas para publicar en Intenet de modo gratuito en forma de blog. Como por ejemplo, Blogger de Google o MySpace de Microsoft. Un blog tiene una estructura definida y no ofrece tanta libertad como una página web a la hora del diseño.

También tenemos Google Sites que permite modificar directamente el código HTML.

En el resto del curso nos referiremos preferentemente a páginas web creadas desde cero por el usuario, sin restircciones de diseño.

Cuando se va a contratar un servicio de hospedaje es necesario contratar también un dominio, tarea de la que se suele encargar la propia empresa de hospedaje. Registrar un dominio consiste en registrar un nombre para nuestra página. Este nombre no puede estar repetido en Internet, ha de ser único, al igual que ocurre con los nombres de las empresas. Es posible registrar un mismo nombre con distintas terminaciones, como por ejemplo, .net, .org, .es o .com. La terminación hace referencia al pais (.es para España, .com.mx para México, .pe para Perú, ...) o al tipo de página (.com para comerciales, .org para organizaciones, .mobi para teléfonos móviles o celulares, ...)

En el caso de los hospedajes gratuitos no es necesario registrar ningún dominio, ya que nuestra página no será más que un archivo dentro de la de la empresa contratada.

A la hora de contratar un servicio de hospedaje también hay que tener en cuenta el número de cuentas de correo electrónico propias que pueden habilitarse y si disponemos de una base de datos para poder acceder a ella a través de programación vía Web.

Si piensas contratar un servicio de hospedaje te recomendamos Alojalia.com.

• En cualquier caso, una vez tengas tu espacio en Internet, darle contenido es muy sencillo.

Dreamweaver te permite crear una copia local (en tu ordenador) del sitio web que luego querrás que se encuentre a disposición de todo el mundo en Internet.

Por tanto, una vez hayas terminado de diseñarla en modo local sólo tendrás que subirla a tu servidor manteniendo la estructura del local. Es decir, deberás subir todos los archivos tal y como aparecen en tu disco duro, respetando el nombre de los archivos y la organización de las carpetas. Si no lo haces de este modo, tu sitio experimentará fallos y enlaces que no funcionarán.

 

Recuerda que será mejor que no utilices caracteres especiales como acentos, eñes, apóstrofes, tildes, ni espacios en blanco en los nombres de archivos o carpetas. De esta forma te asegurarás de que el servidor puede reconocer sin ningún tipo de problemas los nombres de los archivos que alojes en él.

Para evitar errores de enlaces rotos o imágenes que no se muestran intenta escribir, también, los nombres en minúscula. Algunos servidores (los que utilizan linux) distinguen entre mayúsculas y minúsculas, por lo que si en tu página quieres mostrar la imagen foto1.jpg deberás guardarla con ese nombre y no como Foto1.jpg. Evitarás horas perdidas buscando fallos.


Marzo-2015
Pág. 1.2
Atrás Inicio Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook ,    G+            Sobre aulaClic            Política de Cookies


© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.