Unidad 1. Introducción a Illustrator CS4 (V)



1.5. Guardar y exportar

Es importante diferenciar, primero, los dos estados de trabajo en los que se puede encontrar un gráfico:

  • Un gráfico puede estar en proceso, y no estar todavía acabado. Bien porque queremos grabar en determinado momento para no perder los cambios realizados, o porque deseamos terminar la sesión de trabajo y continuar más adelante.
  • O un gráfico puede encontrarse terminado y listp para publicar, imprimir o almacenar.

Por tanto, si el gráfico puede encontrarse en dos estados de trabajo, guardaremos nuestros archivos de formas diferentes. De todas formas, al terminar lo normal es guardar de ambas formas. Es decir, por un lado creamos un archivo de trabajo, y por otro el archivo final, pero si en el futuro queremos volver a editar el archivo, deberemos hacerlo sobre el archivo de trabajo, que guarda todas sus propiedades.

Guardar un documento en proceso:

A salvar el documento sin perder ninguna de sus propiedades, capas, etc, para poder seguir trabajando con él, lo llamaremos simplemente Guardar, y normalmente lo haremos en el formato propio de Illustrator, con la extensión .ai.

Guardar es una opción común en la mayoría de programas, y en todos se hace de forma parecida, por lo que ya te resultará familiar. Los comandos para guardar los encontramos en el menú Archivo. Tenemos varias opciones:

Guardar:
Guarda los cambios en el documento. Si es la primera vez que guardamos, mostrará el diálogo Guardar como, para que elijamos la ubicación y formato del archivo.
Guardar como:
Esta opción guarda los cambios en un archivo nuevo, pudiendo elegir otra ubicación o formato, y seguimos trabajando con el nuevo archivo creado.
Guardar copia:
Como su nombre indica, crea una copia del documento, parecido a la opción Guardar como, pero nos permite seguir trabajando con el documento original.

El diálogo Guardar como es el siguiente:

Desde este diálogo debemos elegir la ubicación del archivo (dónde lo queremos guardar), seleccionando las carpetas de la lista de la izquierda, o utilizando el desplegable Guardar en, y elegir el formato en el desplegable Formato. Ya hemos comentado que normalmente usaremos el formato Adobe Illustrator (*.AI), que es el que nos aparece por defecto.

Desde este diálogo podemos hacer otras tareas, crear carpetas, borrar archivos, etc. Una vez seleccionado, pulsamos el botón Guardar como.

Tras pulsar puede que nos aparezca otro cuadro de diálogo, dependiendo del perfil elegido. De momento, dejaremos las opciones que aparecen por defecto.

Ahora el documento se ha guardado, pero deberemos de guardarlo a medida que vayamos realizando cambios. Para ello, la forma más rápida es utilizar la combinación de teclas Ctrl + S, que produce el mismo efecto que ir a Archivo y elegir Guardar.

Junio-2009
Pág. 1.5

Atrás  Inicio  Adelante





.