Unidad 12. Fotografía digital avanzada (VII)

12.6. Imágenes RAW - Camera RAW

Normalmente, cuando obtenemos una fotografía de una cámara digital, obtenemos una imagen JPG. Ese archivo no es el archivo real captado por la cámara, si no que ha sido procesado por ésta, y le ha aplicado los ajustes correspondientes y filtros digitales: ajustes de color, balance de blancos, etc...

Pero en realidad la cámara obtiene mucha más información de cada píxel que compone la fotografía. Muchas cámaras, sobre todo las profesionales y semiprofesionales, nos permiten extraer la información tal cual fue captada por los sensores de la cámara, sin ninguna transformación, en un archivo RAW.

Al contener mucha más información, los archivos RAW son más grandes que los archivos JPG generados por la cámara. Además, al no haber un estándar, cada fabricante de cámaras tiene su propio formato de archivo RAW, por lo que tampoco son todas iguales.

A través de la función Camera RAW, Photoshop nos permite trabajar directamente con estos archivos. Aunque podemos usar Camera RAW con cualquier imagen si la abrimos desde Bridge.

Al hecho de tratar las imágenes RAW de la cámara, para ajustar los parámetros y correcciones, se le denomina revelado RAW.

 

• Revelado RAW.

En realidad no es Photoshop directamente quien trabaja con las imágenes RAW, si no otro software llamado Camera Raw que se habrá instalado con el programa. Se abrirá directamente si intentamos abrir un archivo RAW con Photoshop.

Enderezar y recortar la imagen. Lo primero que podemos hacer es enderezar nuestra fotografía. Si simplemente queremos girarla 90º en un sentido u otro, tenemos los controles Girar imagen de la barra superior. Si la fotografía está ligeramente inclinada, podemos usar la herramienta Enderezar . Buscamos una zona recta, como el horizonte o un edificio, que queramos poner completamente horizontal, y trazamos una línea, como vemos en las siguientes imágenes:

Observa que al enderezarla, se pierde una parte de la imagen que queda recortada. Podemos recortar nosotros mismos la imagen con la herramienta Recortar , cuyo uso ya conocemos.

Antes de comenzar a aplicar ajustes, debemos de destacar el histograma, que encontrarás en la parte superior derecha;

Histograma de color

En él se muestra la frecuencia de los niveles de color básicos de la fotografía. La parte de la izquierda corresponde a los tonos más oscuros de la imagen (desde el negro), y la de la de la derecha a los tonos más claros (hasta el blanco).

Balance de blancos. Una de las opciones más importante es el balance adecuado de blancos. Los colores de una fotografía se ven distintos dependiendo de la luz que había cuando fueron tomadas. Así, no es lo mismo tomarlas con flash, sol, nublado o con luz artificial. Para regular esto, tenemos que fijarnos en las los ajustes Básicos:

Podemos escoger entre los ajustes por defecto según el tipo de iluminación, o hacerlo manualmente. Para ello podemos usar la herramienta Equilibrio de blancos , con la que debemos de seleccionar una zona de la imagen de tono neutro (blanco o gris). Luego, podemos jugar con los controles de Temperatura y Matiz hasta lograr el resultado deseado.

Puede que nos lleguen a aparecer zonas coloreadas en rojo o azul. Esto quiere decir que estamos perdiendo información de la imagen "quemando" las luces (rojo), o el caso contrario en azul. Por ejemplo, que se va a mostrar como solo blanco un reflejo de luz que en la imagen original estaba compuesto por varios tonos. Deberíamos intentar evitar esto en la medida de lo posible.

 

Tonos.

Podemos ajustar automáticamente el tono de la imagen pulsando en Auto, o recuperar el de la cámara pulsando en Por defecto.

Si la imagen aparece muy clara o muy oscura, podemos intentar ajustar la Exposición. Fijándonos en el histograma, podemos encontrar que los valores son más altos a la izquierda, llegando a cero a la derecha, lo que dará una imagen subexpuesta (oscurecida). En cambio, si a la izquierda aparecen valores que tienen a cero, y los valores se acumulan hacia la derecha, tenemos una fotografía sobreexpuesta (quemada). Lo ideal es que los valores se encuentren equilibrados en todo el histograma.

Al ajustar la Exposición, podemos pulsar la tecla Alt, lo que mostrará en negro la imagen. A medida que alteremos la exposición, irán apareciendo colores que indican valores quemados. Deberíamos ajustar la exposición para que no aparezcan zonas quemadas.

Recuperación puede intentar recuperar información de las zonas quemadas, siempre que algún canal de color esté presente.

Luz de relleno. Recupera detalles de las sombras, iluminándolas, pero sin alterar el negro de la imagen.

Negros, se encarga de ampliar el área asignada al negro, que se irá notando más en las partes más oscuras de la imagen.

Brillo. Nos permite ajustar las zonas de luz y sombra, sin llegar a quemarlas.

Contraste. Para aumentar la diferencia entre luces y sombras en los medios tonos, las zonas medio claras se aclaran más y las medio oscuras se oscurecen.

Lo habitual es modificar los valores en este orden.

 

Estos son los controles más comunes, pero sólo hemos visto una de las pestañas que nos ofrece esta aplicación

Aquí encontramos muchas otras opciones, para ajustar valores tonales de forma más precisa, quitar o añadir ruido, aumentar el enfoque, etc.

Una de las opciones más interesantes es que podemos guardar y cargar ajustes, para aplicarlos en otras fotografías.

No explicaremos todas estas opciones, si no, necesitaríamos un curso completo de Camera RAW.

• Ejercicio propuesto de la Unidad 12 • Prueba evaluativa de la Unidad 12


Pág. 12.7

Atrás  Inicio  Adelante