Página inicial  

trans_770 trans_160

Unidad 13.  Configurar la Pantalla (II)


13.2. El Protector de Pantalla

Una imagen estática durante un tiempo prolongado, resulta perjudicial para la pantalla, porque pueden haber ciertos puntos que reciban demasiada intensidad de luz durante demasiado tiempo, y queden dañados. Para evitar esto, Windows incorpora el Protector de pantalla, que no es más que una animación, o imágenes que van cambiando, que se muestra cuando el ordenador está un determinado tiempo inactivo.

Cuando queramos cerrar el protector, bastará con pulsar cualquier tecla o mover el ratón.

Podemos elegir un protector y modificar sus propiedades pulsando sobre Protector de pantalla en la ventana Personalización.

 

En la sección Protector de pantalla, encontramos cómo configurar nuestro protector:

El primer desplegable, nos permite elegir entre los protectores instalados en el equipo. Cuando seleccionemos uno, se previsualizará en la imagen del monitor que aparece en la ventana.

El botón Configuración... permite modificar algunas características, dependiendo del protector. Por ejemplo, si elegimos Texto en 3D, podremos modificar el texto, la velocidad, etc...

Vista previa muestra el protector a pantalla completa. Para cerrarla, pulsa cualquier tecla.

En Esperar, especificamos el periodo que tiene que estar inactivo el equipo hasta que se muestre el protector.

Si marcamos la opción Mostrar la pantalla de inicio al reanudar, hará que si salta el protector, al cerrarlo, volvamos a la pantalla de inicio, donde tendremos que volver a introducir nuestra contraseña de inicio, si la tenemos. Esto evitará que si dejamos el ordenador encendido, alguien pueda acceder a nuestra cuenta de usuario.

 

Una vez elegido, pulsa Aceptar.

 

Si prefieres, por ejemplo, que cuando pase un determinado tiempo, se apague el monitor, o se suspenda el equipo, puedes ver cómo en este avanzado

Para practicar estas operaciones te aconsejamos realizar Ejercicio Protector de Pantalla

También puedes realizar este videotutorial interactivo donde pondrás a prueba lo aprendido en el tema.

13.3. El color y la apariencia de de las ventanas

 

Las ventanas de Windows Vista se muestran con bordes redondeados, cierta trasparencia en los bordes, y un tono azulado por defecto. Todo esto viene condicionado por el color y la apariencia que elijamos.

Para modificarlo, pulsamos en en la ventana de Personalización.


Lo primero que encontramos son unos botones con los colores predefinidos. Si pulsas sobre ellos, verás como la ventana toma ese color.

También, puedes definir otro color usando el mezclador de colores. Si no se muestra, pulsa el botón Mostrar mezclador de colores.

La casilla Habilitar transparencia, activa o desactiva este efecto trasparente de los bordes de ventana.

El control Intensidad, nos permite aumentar o disminuir la intensidad del color sobre la ventana.

 

Recuerda que puedes ir probando los colores, y si no te convence, pulsando en Cancelar, cerrarás la ventana y recuperarás el color y apariencia anteriores.

Una vez seleccionados los cambios que deseas pulsa en Aceptar.

 


Pág. 13.2
Atrás  Inicio  Adelante



Aviso legal: Este curso es gratuito siempre que se visualice desde la página web de aulaClic. No está permitido utilizar estos cursos en academias o centros de enseñanza privados.
© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.
Diciembre-2007.