Página inicial  

trans_770 trans_160

Unidad 17.  Redes (II)


17.3. Internet usando el módem telefónico.

 

La conexión a Internet a través del módem telefónico está cayendo en desuso, porque aunque es barata, ofrece una velocidad muy baja, un máximo de 56 Kbps, si no hay saturación de la línea.

No obstante, es útil saber cómo conectar el equipo de esta forma, porque aún quedan lugares donde no llegan las líneas de alta velocidad y si tenemos un portátil, puede que un día nos encontremos en un sitio sin acceso a Internet, y necesitemos urgentemente mirar el correo. En este caso, podremos usar un teléfono para salir del apuro, al precio de una llamada local.

 

Lo primero, será quitar el cable (RJ11) del teléfono y conectarlo al módem del equipo. RJ-11

Ahora, debemos configurar la nueva conexión.

Lo normal es que simplemente instalemos el CD del proveedor (ISP), que nos habrá mandado si hemos contratado con él algún servicio más completo, como la tarifa plana.

Si no hemos contratado previamente ningún servicio, podemos conectarnos pagando por el tiempo que dure la "llamada". Pero para ello, deberemos saber a qué número de teléfono debe llamar el módem, y qué usuario y contraseña introducir.

Si podemos conectarnos desde otro equipo a Internet, podemos consultar esta información desde la página web del proveedor del servicio, e incluso descargar una aplicación que nos autoconfigure la conexión. Pero sino, tendremos que llamar a la compañía para que nos facilite los datos.

Podemos configurar manualmente la conexión desde el Panel de control, Redes e Internet, Centro de redes y recursos compartidos, y eligiendo Configurar una conexión o red en el panel de tareas.

Se abre una ventana para que elijamos el tipo de conexión. Debemos seleccionar Configurar una conexión de acceso telefónico, para que se abra una ventana como la siguiente:


Debemos introducir el Número de telefono de marcado que nos proporcione el ISP.

También nos proporcionará un Nombre de usuario y Contraseña.

Si marcamos la casilla Recordar esta contraseña, no tendremos que escribirla cada vez que nos queramos conectar, pero podrá conectarse cualquier usuario del equipo.

Al Permitir que otras personas usen esta conexión, quien tenga acceso al equipo, por ejemplo, desde una red local, podrá utilizar la conexión.

En Nombre de conexión escribiremos el nombre que debe mostrar la conexión en el equipo.

 

Al pulsar en Conectar, Windows se conectará a la red telefónica.

Ahora, para volver a conectarnos, sólo debemos pulsar en el botón Inicio y seleccionar Conectar a. Aparecerá un listado con las redes disponibles, incluyendo la nueva conexión creada.


17.4. Red de área local (Internet de alta velocidad).

 

Cuando contratemos una línea de alta velocidad, por cable o ADSL, necesitaremos un cable-módem o un router. Este dispositivo normalmente nos lo facilitará nuestro ISP con las instrucciones pertinentes para la configuración del equipo, si es necesario.

Sea la conexión que sea, lo normal es que ese dispositivo se conecte a nuestro equipo a través de un cable parecido al del teléfono, pero de mayor tamaño (RJ 45). Normalmente, este tipo de conexión no precisa de más configuración. Al conectar el cable al equipo (a través de una tarjeta de red Ethernet), Windows lo detectará y tendremos acceso a la red.


Red local

Para Windows, a lo que nos hemos conectados es a una red de área local (LAN). Esto quiere decir que puede ser una red con más equipos, con los que podremos compartir documentos y recursos, o una red que por ejemplo, puede estar formada sólo por nuestro equipo y el cable-módem que nos da acceso a Internet.

Si tenemos varios equipos, podemos conectarlos todos para que tengan acceso a Internet. Para ello, necesitaremos un router. El router tiene un puerto o boca específico donde se conecta el cable que da acceso a Internet, y una serie de bocas donde podemos conectar distintos equipos para que todos ellos compartan el acceso. Si al contratar el servicio de Internet nos enviaron un router, seguramente ese nos servirá.


Si a pesar de tener el cable conectado y el módem o router no se conecta, podemos reparar la conexión a través de Windows Vista. Para ello, hacemos clic derecho sobre el icono del área de notificación que representa la conexión y seleccionamos Diagnosticar y Reparar. Si no te aparece este icono, la opción también está disponible en el Centro de redes y recursos compartidos.

Windows buscará el problema. En la mayoría de los casos lo corregirá. Si el problema se debe al hardware, que por ejemplo está deshabilitado, nos ofrecerá las opciones para solucionarlo.

Si aún así tenemos problemas, antes de buscar ayuda, es recomedable resetear el módem desenchufándolo de la red eléctrica, volver a conectarlo y esperar unos minutos.

 



Pág. 17.2
Atrás  Inicio  Adelante



Aviso legal: Este curso es gratuito siempre que se visualice desde la página web de aulaClic. No está permitido utilizar estos cursos en academias o centros de enseñanza privados.
© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.
Diciembre-2007.