Unidad 39. ¿Qué sigue? (I)

Como explicamos al inicio de este trabajo, nuestra labor al hacer las Guías Inmediatas de Computación, tiene como objetivo crear un material que le facilite al lector el aprendizaje de sistemas y programas que, por su difusión e importancia, puedan mejorar su desempeño académico o profesional. Por lo que cuidamos particularmente el tratamiento que le damos al contenido, el orden de los capítulos (con criterios estrictamente didácticos) y los ejemplos que damos sobre su uso, buscando generar en el usuario un conocimiento significativo sobre el tema, independientemente de su nivel de conocimientos previos. Nuestro objetivo es pues crear textos que sean una buena puerta de entrada a los programas, como en este caso Autocad, y al precio más bajo posible.

Eso implica, sin embargo, que no hemos creado, ni buscamos hacerlo, una obra exhaustiva sobre el tema. Para eso están los manuales del usuario, que no vamos a suplantar de ningún modo.

Por ello, ante la pregunta de “¿Qué sigue?” debemos mencionar varias cosas: primero, a la luz de los últimos temas, descubrirá que los capítulos iniciales son meridianamente simples y repasar unos y otros le dará una visión más clara del conjunto. Así que mi primer consejo es que lea todo otra vez, le aseguro que le será sumamente útil.

Segundo, revise al menos una vez la lista de comandos del programa, para que conozca, así sea someramente, aquellos comandos que no utilizamos en esta Guía. Haga lo mismo con todas las variables del programa. Ambas listas están en los manuales del usuario y en el menú “Ayuda” de Autocad.

Tercero, existen una serie de temas que hemos dejado de lado (por los propios objetivos de esta Guía) que tal vez desee explorar. Para empezar, tenga en cuenta que algunas de las tareas de dibujo, sobre todo aquellas de índole repetitiva, pueden automatizarse usando AutoLISP, el lenguaje de programación de Autocad. Con él es posible crear el equivalente a las macros de Excel. Ahora que si le son familiares otros lenguajes de programación, tal vez se alegre de saber que Autocad también da soporte a Visual Basic para Aplicaciones de Microsoft.

Cuarto, ahora que si usted ha escuchado hablar de otros programas CAD de Autodesk, la empresa creadora de Autocad y piensa que su trabajo es aún más especializado, considere que muchos de esos otros programas están basados en Autocad. Es decir, sus herramientas de dibujo son muy similares, sino es que iguales, pues en varios casos apenas añaden algunas particularidades específicas al área para el que fueron desarrolladas. Lo que significa que dominar Autocad, implica conocer ya un buen número de herramientas de dibujo de diversos programas de la misma empresa, precisamente todos aquellos que empiezan con el apelativo “Autocad”, como, Architectural, Civil 3D, Electrical, Land Desktop, Mechanical, etcétera. Y otros, como el Autodesk 3D Max, que aunque a recorrido un desarrollo propio, comparte con Autocad la similitud de muchas de las herramientas de generación de dibujo tridimensional y de renderizado. Sin embargo, estás son más especializadas aún, ya que también ofrece opciones para la creación de animaciones digitalizadas.

Si todo esto no fuera suficiente, también existen desarrollos de programación de terceras empresas que enriquecen el rendimiento de Autocad, desde simples colecciones de bibliotecas de bloques, referencias externas, estilos pre elaborados de texto, líneas, acotaciones, etcétera (que como se recordará, se pueden aprovechar gracias al Design Center), hasta programas que añaden o modifican los menús de Autocad para especializarlo en ciertas labores de ingeniería o arquitectura.

Como podrá observar, el mundo de las aplicaciones CAD es basto y créame, un experto en Autocad es bien valorado en muchas empresas. Si usted ha estudiado con cuidado esta Guía, entonces ha avanzado mucho, pero le mentiría si le dijera que ya recorrió todo el camino. Al contrario, con lo expuesto en este capítulo final, debe quedar claro que aún tiene un buen tanto de trecho por delante, pero estoy seguro que ya está bien entrenado y con buena condición para recorrerlo rápido. Sea constante.

Pág. 39.1

Atrás  Inicio  Adelante