Unidad 2. Conexión a Internet (VII)

2.12. Red eléctrica

Ya se puede aprovechar las líneas eléctricas para transmitir datos a alta velocidad, con la tecnología PLC (Power Line Communications)

Es la forma de conexión más novedosa, de hecho en España está implantándose en algunas ciudades aún en fase pre-comercial desde hace ya bastante tiempo. Sin embargo en Alemania la compañía RWE junto con Ascom ya la está comercializando desde el 1 de Julio del 2001.

El sistema para transmitir señales telefónicas por la red eléctrica (PCL Line Communication) no es nuevo, ya se utiliza desde hace años para conectar centrales hidroeléctricas aisladas a las que no llega el teléfono. Pero hasta hace poco había problemas de interferencias entre los cables eléctricos y electrodomésticos y otros aparatos eléctricos.

En España Iberdrola está realizando pruebas y confía en poder ofrecer pronto este servicio de conexión a través de la red eléctrica de baja tensión. Los datos llegarán a los hogares por la línea eléctrica y a través de un módem específico colocado en el enchufe eléctrico pasarán al ordenador.

El principal inconveniente de esta tecnología es que la información no puede pasar a través de los transformadores de alta/baja tensión, por lo que habría que adaptarlos.

Si se emplea a nivel doméstico, en domótica, para conectar aparatos. Incluso podemoso adquirirlos en tiendas para crear una red local, y poder compartir la conexión a Internet con el ordenador de la habitación del fondo, al que no le llega la señal Wi-Fi.

2.13. Conexión vía Satélite

En la conexión de Internet por satélite hay que distinguir entre la señal que llega al usuario de Internet y la señal que envía el usuario a Internet.

En las conexiones unidireccionales la señal de Internet al usuario se recibe a través del satélite mediante una antena parabólica y un módem específico, mientras que la señal desde el usuario a Internet se envía por un medio clásico, línea telefónica, ADSL, RDSI, etc.

También existe la posibilidad de conexiones bidireccionales, en las que la señal usuario a Internet también va por el satélite, aunque son bastante más caras que las unidireccionales.

La velocidad de recepción a través de la antena parabólica puede ser muy alta, teóricamente hasta 38 Mbps. Para este tipo de conexión es conveniente un ordenador de gama media-alta, lo que junto con el precio del módem y la antena parabólica suma una cantidad elevada para el usuario doméstico. Más información en Astra2, Satconxion, Hispasat , Iberbanda.

 

bola Otra posibilidad de conexión a Internet utilizando el satélite es a través del teléfono móvil conectado a un ordenador portátil. Los datos son enviados al satélite por el teléfono móvil. Este sistema permite la conexión desde prácticamente cualquier lugar del mundo, a una velocidad de hasta 10 Kbps: Iridium, Globalstar.

 

bola También podemos conectarnos a través del satélite mediante los servicios que proporcionan las plataformas de televisión digital. En este caso recibimos los datos de Internet a usuario por la misma antena parabólica que utilizamos para recibir la señal de televisión. Las páginas las vemos en la pantalla de la televisión. Para enviar los datos desde el usuario a Internet debemos utilizar la línea telefónica. El proveedor nos proporcionará un teclado inalámbrico para que escribamos la información que queremos enviar. Hay que tener en cuenta que la resolución de una televisión, por lo general, es más baja que la de un monitor de ordenador, por lo tanto las imágenes las veremos peor que en nuestro ordenador.

2.14. Redes inalámbricas. WIFI

Las Redes inalámbricas se están extendiendo muchísimo estos últimos días, sobre todo con el auge de los portátiles en estos últimos años. Unas red inalámbrica utiliza la tecnología WIFI (Wireless Fidelity), también llamada WLAN (wireless lan, red inalámbrica) o estándar IEEE 802.11. Su velocidad y alcance, unos 100-300 metros (aunque se ve reducido si hay obstáculos), utilizando hardware asequible, lo convierten en una fórmula perfecta para el acceso a Internet sin cables.

Para poder conectarnos a una red WIFI necesitamos un dispositivo WIFI instalado en nuestro ordenador o teléfono móvil, de esta forma estaremos preparados para recibir la señal. Una vez encontremos un punto de acceso, es decir, un dispositivo que emita y reciba señales de Internet, si no está protegida, podremos conectarnos con un par de clics. Si no, deberemos de indicar las contraseñas correspondientes.

 

Una de las características más importantes de este tipo de conexión es que puede emitirse junto a un protocolo de seguridad que obliga al usuario de la red a introducir una contraseña para poder utilizar la conexión. Este método se usa bastante en las redes inalámbricas montadas en los hogares. Pero existe toda una iniciativa mundial para liberalizar estas redes y poder tener acceso a Internet en cualquier sitio donde nos encontremos.

 

En la página Que Wifi podrás encontrar un listado (junto con un mapa) de puntos de acceso libres donde conectarte sin necesidad de contraseña. También hay webs, como por ejemplo ADSLNET, que ofrecen un listado de hot spots (puntos calientes) de wifis situadas en aeropuertos, bibliotecas, cafés, hoteles, universidades... Y otras como La vida Wifi que ofrecen información interesante.

 

bola Existe un estándar similar también inalámbrico, WiMAX. Este método de transmisión promete alcances de hasta 50 kilómetros, velocidades superiores a 70 Mbps y es capaz de dar conexión a más de 100 usuarios de forma simultánea. Esto, claro, teóricamente. Si esta tecnología funciona correctamente será un gran avance para abaratar los costes de conexión en áreas muy amplias con poca densidad de usuarios, como los medios rurales, pues una sola antena podría abastecer a más familias que kilómetros de cable.

Pág. 2.7

Atrás  Inicio  Adelante