Unidad 16. Herramientas del sistema (VII)

16.11. El administrador de tareas

El Administrador de tareas de Windows, es una herramienta que nos permite gestionar las tareas del sistema. Por ejemplo, podremos finalizar una tarea o iniciar una nueva.

El uso más extendido de esta herramienta es el de cerrar aplicaciones cuando se quedan colgadas.

Podemos iniciar el Administrador de tareas:

  • Haciendo clic derecho sobre un espacio libre de la barra de tareas, y eligiendo Iniciar el administrador de tareas en el menú contextual.
  • Pulsando la combinación de teclas Alt + Ctrl + Supr. Al hacerlo, se muestra un menú en la pantalla, con la opción Iniciar el Administrador de tareas. Este modo, por ejemplo, nos permite iniciarlo aunque las barras y menús se hayan quedado bloqueados. Este es el método que más se utiliza.

Cuando el sistema está colgado, y la combinación de teclas tampoco responde, es cuando optaremos por reiniciar el ordenador desde el botón.

A al igual que en sus anteriores versiones, el administrador de tareas de Windows 7, está dividido en pestañas:

En la pestaña Aplicaciones encontramos los programas que tenemos abiertos en ese momento.

En la columna Tarea aparece el nombre del programa o tarea. Algunas aplicaciones pueden aparecer varias veces, si se han abierto varias instancias de ellas.

En la columna Estado, vemos el estado de la tarea. Si funciona correctamente, su estado será Activo. Pero si no lo hace, su estado será No responde.

Disponemos de tres botones con acciones:

  • Cambiar a muestra en primer plano la tarea seleccionada.
  • Nueva tarea... o la opción Ejecutar, del menú Archivo, abren un cuadro de diálogo a través del que podemos buscar una aplicación en el equipo. Es equivalente a abrir una aplicación desde su acceso directo, o haciendo doble clic sobre su ejecutable.
  • Finalizar tarea cierra la tarea seleccionada como si la cerrásemos desde la propia aplicación. Si no puede cerrarla, o la tarea No responde, aparecerá un cuadro de diálogo como el que vemos un poco más abajo:

Pulsando en Cerrar el programa, el sistema intentará forzar el cierre del programa, perdiendo la información que no hayamos guardado.

En ocasiones Windows 7 intentará solucionar el problema para que no sea necesario cerrarlo, por lo que es preferible, cuando una aplicación falla, esperar a que el programa responda durante un par de minutos.

Cuando una aplicación está ejecutándose, la aplicación también inicia un proceso. Para saber qué proceso corresponde a una tarea, hacemos clic con el botón derecho sobre ella en la lista de Aplicaciones y pulsamos Ir al proceso en el menú contextual. Se abre así la pestaña Procesos con el proceso seleccionado.

En la pestaña Procesos, encontramos los procesos, tanto de aplicaciones como del sistema, que se están ejecutando en el equipo. Cada tarea de la pestaña Aplicaciones tiene un proceso asociado.

De cada uno se muestra el nombre del ejecutable (Nombre de imagen) , el Nombre de usuario que lo ha iniciado, el porcentaje de utilización del procesador (CPU), lo que ocupa en la memoria principal (Memoria) y una Descripción de qué aplicación es la que lo usa.

Podemos ver, por ejemplo, los procesos de las aplicaciones de Windows que conocemos, como el del Explorador de Windows (explorer.exe) o Internet Explorer (iexplore.exe).

El botón Finalizar proceso, cierra el proceso seleccionado. Pero lo hace de forma brusca, sin salvar información que no haya sido guardada. Podemos usarlo para acabar con un programa que no responda cuando estemos seguros de que ése es su proceso. Cerrar un proceso desconocido puede hacer que el sistema no responda.

En la pestaña Servicios encontramos los servicios disponibles en el sistema, de modo similar a como se muestran los procesos. Un usuario avanzado podrá desde aquí iniciar o detener un servicio si alguna vez le es necesario.

En la pestaña Rendimiento, podemos ver datos sobre el rendimiento del equipo. Encontramos gráficos que representan el Uso de CPU (procesador) y de la Memoria principal. Si necesitamos información más detallada del comportamiento del sistema, disponemos de la herramienta Monitor de recursos y Monitor de rendimiento. Si somos usuarios avanzados nos pueden resultar de utilidad. Se encuentran, como siempre, en el menú Inicio.

En la pestaña Funciones de red nos muestra información sobre el estado de nuestra conexión de red actual.

La pestaña Usuarios muestra los usuarios que tienen sesión abierta en el equipo y su estado.

• Ejercicio propuesto de la Unidad 16 • Prueba evaluativa de la Unidad 16


Pág. 16.7

Atrás  Inicio  Adelante