ARTÍCULO 43. La distancia mágica de enfoque. Hiperfocal para iPhone y Android. (II)


La distancia hiperfocal y la profundidad de campo

Primero vamos a explicar qué es la profundidad de campo y la distancia hiperfocal, y luego la aplicaremos al caso que estamos viendo en este artículo.

Cuando realizamos una fotografia enfocamos sobre un plano de la escena pero la zona que queda bien enfocada se extiende por delante y por detrás de ese plano, esa zona que aparece nítida en la foto es lo que llamamos profundidad de campo.

Según vemos en la fígura, la hoja del plano de enfoque está perfectamente enfocada, pero la hoja de delante y la hoja de detrás también están aceptablemente enfocadas, mientras que el resto de las hojas ya quedan peor enfocadas, por lo tanto la profundidad de campo abarca las tres hojas centrales.

prof. virtual

Desde el punto de vista práctico lo que más nos interesa es que la profundidad de campo no es fija y se puede ampliar o reducir según nuestros intereses. Para ello debemos actuar sobre los tres factores que la determinan: la abertura del diafragma, la distancia focal del objetivo, y la distancia de enfoque. Esto es así cuando estamos utilizando cámaras que permiten variar estos factores, como con cámaras reflex, sin embargo en un teléfono móvil sólo podemos actuar directamente sobre la distancia de enfoque.

La distancia hiperfocal es la distancia en la que están enfocados el infinito y el objeto más cercano posible. Es decir, es la distancia a la que logramos un mayor espacio enfocado.

Como se ve en la siguiente figura, cuando enfocamos a la distancia hiperfocal, tenemos enfocado razonablemente bien desde un poco antes del plano de enfoque hasta el infinito.

distancia hiperfocal

Por ejemplo, si la distancia hiperfocal es de 1,3 m.  quiere decir que si enfocamos a 1,3 m. desde los 0,9 m.  hasta el infinito permanecerá enfocado.

Puesto que la distancia hiperfocal no es más que una distancia de enfoque particular que tiene asociada su profundidad de campo, como toda profundidad de campo está condicionada por el diafragma, la distancia focal y la distancia de enfoque.

La distancia hiperfocal para el iPhone

Para un iPhone con buena luz al aire libre la distancia hiperfocal es de 90 cm. aproximadamente, es decir, si enfocamos a 90 cm. saldrá enfocado todo lo que se encuentre entre 50 cm. y el infinito.

El valor de 90 cm. es aproximado y lo hemos obtenido de forma experimental, realizando varias pruebas, como explicaremos más adelante.

La forma más práctica de usar esta distancia hiperfocal es bloquear el enfoque a 90 cm. y luego encuadrar la foto sabiendo que saldrá todo enfocado a partir de 50 cm. hasta el infinito. Por ejemplo, como decíamos al principio, si queremos tomar una foto con un elemento en primer plano a 50 cm. (normalmente será una persona) y un paisaje de fondo que también queremos que salga enfocado, haremos lo siguiente con nuestro iPhone.

1. Situaremos a la persona a la distancia hiperfocal, en nuestro caso a 90 cm., la enfocaremos y bloquearemos el enfoque. Para bloquear el enfoque sólo tenemos que tocar y mantener el toque un par de segundos sobre la zona a enfocar, veremos cómo aparece el rótulo BLOQUEO DE AE/AF en color amarillo

 2. Nos acercaremos hasta que la persona esté a 50 cm., compondremos la escena y pulsaremos el disparador con el enfoque bloqueado.

Con este procedimiento obtendremos la profundidad de campo máxima, y todo lo que quede entre 50 y el infinito quedará bien enfocado. Pero como la profundidad de campo es progresiva quedará mejor enfocado cuanto más cerca de los 90 cm. y se irá desenfocando poco a poco hacia adelante y hacia atrás, hasta los 50 cm. quedará razonablemente bien enfocado.

Ligeras modificaciones de esta distancia hiperfocal, tanto hacia delante como hacia atrás, tienen efectos apreciables en la profuncidad de campo obtenida. Por ejemplo, si enfocamos un poco más cerca, por ejemplo, a 80 cm. el infinito saldrá un poco más desenfocado, aunque la distancia mínima de enfoque habrá disminuido a 30 cm.

Otra forma más sencilla de usar la distancia hiperfocal es situar el objeto en primer plano a la propia distancia hiperfocal y realizar la foto directamente, sin bloquear el enfoque y acercar el primer plano a 50 cm., seguiremos obteniendo la misma profundidad de campo aunque el objeto en primer plano se verá más pequeño.

Para calcular la hiperfocal de vuesta cámara existen tablas y programas que lo hacen, por ejemplo la siguiente tabla muestra las distancias hiperfocales para sensores de tamaño APS-C(DX) que es el que llevan la mayoría de las cámaras reflex de aficionado. Por ejemplo, para un objetivo de 24 mm. y un diafragma de f22 la distancia hiperfocal que nos da la tabla es de 1 m.

La mayoría de estas tablas no están previstas para los smartphones. Además en un smartphone no podemos seleccionar directamente la apertura de diafragma, y normalmente desconocemos la distancia focal del objetivo y el tamaño del sensor que son datos necesarios para usar estas tablas.

Hemos encontrado algunas tablas y app pero los resultados que nos proporcionaban para el iPhone no han sido demasiado coincidentes.

Por todo esto hemos calculado la distancia hiperfocal de una forma aproximada mediante el siguiente procedimiento.

Nos colocamos en un lugar con diferentes objetos (por ejemplo botellas) situados a distancias de 40 cm., 50 cm., 60 cm. etc. hasta 140 cm. (también debe haber un fondo lejano), y vamos haciendo varias fotos enfocando a distintas distancias entre 80 y 120 cm., para cada foto hay que ver cuál es su profuncidad de campo, es decir, el rango de distancias en que los objetos están razonablemente bien enfocados. Dicho de otra forma, vamos haciendo fotos desde 120 cm. hacia nuestra posición, hasta que el infinito deje de estar enfocado, la distancia anterior será la distancia hiperfocal.

Por ejemplo, hacemos una foto enfocando a 120 cm. y comprobamos que aparece enfocado el fondo y hasta los 70 cm., hacemos otra foto enfocando a los 110 cm. y comprobamos que está enfocado desde el infinto hasta los 60 cm., y así hasta que el infinito deje de estar enfocado. En nuestro caso, esto ocurrió a los 80 cm. por lo tanto nos quedamos con 90 cm. como distancia hiperfocal en la que estaba enfocado el infinito y hasta 50 cm.

Aunque el procedimiento puede llevar algun tiempo, una vez realizado sabremos la distancia hiperfocal de nuestro smartphone y no tendremos que volver a calcularla. Auque esto es cierto para unas determinadas condiciones de luz, ya que la hiperfocal depende también de la abertura del diafragma y cuanta menos luz haya más abrirá el diafragma el smartphone al realizar la foto.

De todas formas, seguramente, aparecerán pronto tablas y app para calcular adecuadamente la distancia hiperfocal para los smartphones más vendidos.

¿Cuándo interesa y cuándo no usar la distancia hiperfocal?

Por supuesto, no siempre tenemos que emplear la distancia hiperfocal, pero nos será muy útil en algunas circunstancias. En general será apropiada cuando queramos obtener una gran profundidad de campo. Como venimos diciendo, el caso típico será cuando queramos sacar una foto de un primer plano de una persona con un paisaje o un monumento al fondo, así sabremos a qué distancia se debe colocar esa persona, sobre todo si queremos que se le vea bien la cara.

Si queremos que el infinito salga perfectamente enfocado no la emplearemos, enfocaremos un poco mas atrás de la distancia hiperfocal.

Obviamente, si lo que más nos interesa de una foto es un objeto concreto, enfocaremos directamente a él.

En la pequeña pantalla de un smartphone no se aprecia muy bien la calidad del enfoque pero si ampliamos la imagen o la vemos en un monitor más grande sí notaremos la diferencia entre una profundidad de campo grande y pequeña. Lo mismo sucede si vamos a imprimir la foto.

Un problema común al hacer fotos con un smartphone es la trepidación, es decir el pequeño movimiento que hacemos en el teléfono al pulsar el disparador, aunque no lo parezca esto hace que las fotos no salgan todo lo nítidas que sería posible. Una forma de evitar la trepidadación es apoyar el teléfono en un lugar fijo, aunque lo mejor sería usar un trípode. Otra forma es usar el autodisparador, así podemos sujetar mejor el teléfono y no tenemos que tocar el botón disparador.

Por supuesto, si combinamos el trípode y el autodisparador el resultado será mejor. Es lo que hemos hecho nosotros para realizar las fotos de este artículo. Si haces las fotos a pulso puede que tus resultados no sean los que esperabas al aplicar la hiperfocal pero la causa, seguramente, será que el teléfono no estaba totalmente inmóvil al hacer la foto.

Si prácticas un poco seguro que encontrarás la distancia hiperfocal adecuada para tu smartphone y a partir de ese momento dispondrás de una herramienta más para cuando sea necesaria. Esperamos que esta técnica te ayude a hacer mejores fotografías.

 


Junio-2016
Pág.2 de 2
Atrás Inicio Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook       Sobre aulaClic            Política de Cookies


© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.