Unidad 6. Bordes (III)


6.3. Aplicar grosor de contorno

Para aplicar grosor de borde a un objeto, éste debe estar seleccionado. Hay dos modos de hacerlo: Desde la ventana acoplable Propiedades de objeto y luego utilizando el control de grosor, en el cual podemos elegir un grosor predeterminado, o bien, capturar un valor.

Como puedes ver, también podemos elegir las unidades de medida del grosor.

El segundo modo, más inmediato, es utilizar la caja que aparece en la barra de propiedades cuando el objeto está seleccionado. En ella también podemos seleccionar un valor predeterminado o capturar un valor específico, lo que no podemos hacer ahí es cambiar las unidades de medida.

Probablemente haya ocasiones en las que el valor del grosor del contorno (e incluso su color) no sean relevantes en un dibujo o diseño, pero en la mayoría de los casos no es (o no debería) ser así, más aún cuando necesitamos utilizar valores de grosor altos. En estos casos, debemos tener en cuenta la ubicación del contorno respecto al objeto.

La ubicación de un contorno puede ser Exterior, Centrada o Interior y se determina seleccionando uno de los botones correspondientes de la ventana acoplable Propiedades de objeto.

Cuanto tenemos un contorno exterior, su grosor se suma a las medidas del objeto, cuando se trata una posición centrada, la mitad del grosor se superpone al objeto y la otra mitad queda fuera de él, aumentando su tamaño. Finalmente, cuando la posición es interior, el contorno es parte del objeto sin aumentar su tamaño, independientemente del valor del grosor.

Un mismo objeto con un grosor de contorno igual, pero con posiciones diferentes se vería así.

Cuando el contorno es centrado, podemos a su vez activar la casilla Detras del Relleno del área de opciones de la misma ventana acoplable.

6.4. Aplicar estilos de línea y de punta

Una tercera propiedades de los contornos es el estilo de línea utilizado. Basta con ver el menú correspondiente de la ventana acoplable Propiedades de objeto para descubrir los diversos tipos que podemos utilizar.

Si aplicamos un estilo punteado a un rectángulo, el resultado sería como ésto:

Estos estilos también podemos aplicarlos a líneas, rectas o curvas, y no solamente a objetos cerrados. Pero cuando se trata de objetos abiertos, podemos darles puntas de flecha o, simplemente, definir su acabado.

Los terminados de punta que podemos definir en una línea son: Final cuadrado, Final redondeado y Final cuadrado extendido.

Revisaremos los temas relacionados con la anchura de la plumilla y su inclinación cuando veamos las herramientas llamadas Medios artísticos.

Para practicar el estilo, grosor y color de borde puedes realizar el Ejercicio sobre bordes.

• Ejercicio propuesto de la Unidad 6 • Prueba evaluativa de la Unidad 6

Agosto-2015
Pág. 6.3

Atrás  Inicio  Adelante



.