Unidad 12. Paisajes. Naturaleza y animales (IX)


12.6. La tormenta perfecta.

Los días de tormenta ayudan a hacer mejores fotos de paisajes por varios motivos.

El principal es la luz que aparece tras la tormenta, con gran parte el cielo aún oscuro aparecen unos rayos de sol que iluminan el paisaje de forma espectacular creando zonas con gran contraste. Si esto sucede al atardecer mucho mejor puesto que las sombras alargadas dan más volumen. Si el sol entra por huecos entre las nubes iluminando una zona concreta como si fuese un foco de luz, la foto puede quedar impresionante. Incluso puede aparecer el arco iris o un rayo lejano.

El agua de la tormenta forma charcos en el suelo que reflejan partes de la escena produciendo un efecto interesante, la lluvia moja las hojas, troncos, piedras, etc. lo cual crea superficies brillantes y aumenta el contraste de toda la imagen.

Las tormentas suelen limpiar la atmosfera de polvo y contaminación de forma que la luz se transmite mejor y todo se ve más nítido. En la zona donde vivo, junto al Mediterráneo, las montañas lejanas que normalmente aparecen brumosas, después de las tormentas se ven con bastante más claridad.

El cielo oscuro tras la tormenta evita que el cielo quede sobreexpuesto, como puede verse en la siguiente imagen, donde también se aprecia como los rayos de sol crean zonas con diferentes colores en la hierba.

 

No sólo para paisajes naturales es adecuada la luz tras una tormenta, ya vimos en la unidad uno la siguiente foto de un paisaje urbano.

iglesia tras tormenta

O este otro con un gran contraste entre el cielo oscuro y el sol iluminando las casas.


Julio-2016
Pág. 12.9

Puedes subir tus fotografías al grupo de aulaClic en Flickr


Atrás Inicio Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook ,    G+            Sobre aulaClic            Política de Cookies


© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.