Unidad 4. La luz y la fotografía (XVII)


4.10. Sombras

 

La luz no puede atravesar los objetos opacos. Como consecuencia de esta propiedad se producen las sombras. Los rayos de luz iluminan lo que hay detrás del objeto con más intensidad que en la zona donde se proyecta el objeto, esta zona aparece menos iluminada y es lo que llamamos sombra. Desde el punto de vista fotográfico la sombra es importante por los efectos que produce en la foto.

El contraste de la sombra depende de la intensidad de la fuente de luz que la genera y de la intensidad de la luz ambiental. Por ejemplo, con una linterna podemos producir una sombra muy fuerte en un interior poco iluminado, pero en el exterior, a pleno sol, la linterna no producirá apenas sombra.

La forma de la sombra depende de múltiples factores, de la posición del objeto respecto de la fuente de luz, de la posición del plano que recibe la sombra, si la luz es compacta o difusa, del número de fuentes de iluminación, de la distancia de la fuente al objeto, de la distancia del plano de fondo al objeto, etc.

Si hay varias fuentes de luz iluminando un objeto se producen varias sombras. Si una de ellas tiene mucha más intensidad las otras sombras se verán más tenues o no se apreciarán.

La sombra es más tenue cuanto más lejano está el plano sobre el que se proyecta. Una persona con una pared detrás a un metro produce una sombra fuerte, mientras que una persona justo en el pico de una montaña, al atardecer, no produce sombra pues no hay nada detrás donde la sombra pueda aparecer.

Si la zona que recibe la sombra es plana y perpendicular al objeto, la sombra reproduce fielmente la forma del objeto, el perfil. Según vamos variando la posición de ese plano el perfil se distorsiona. La mayor curvatura del plano también distorsiona la sombra.

La forma de la sombra también depende de la posición del observador, si estamos en el eje de la fuente de luz, justo detrás, no veremos sombra. Por eso un solo flash encima del objetivo no produce sombra en la foto. Si el observador está en el mismo plano en el que se proyecta la sombra, tampoco la percibe.

Las sombras muy contrastadas o duras producen efecto agresivo o de resalte en los objetos, y las sombras suaves dan aspecto más relajado. Por ejemplo, en los retratos las sombras fuertes resaltan mucho las facciones, son preferibles las sombras suaves.

La sombra adecuada da sensación de profundidad o de volumen en los paisajes y bodegones

• Ejercicio propuesto de la Unidad 4 • Prueba evaluativa de la Unidad 4

Julio-2016
Pág. 4.17

Puedes subir tus fotografías al grupo de aulaClic en Flickr


Atrás Inicio Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook ,    G+            Sobre aulaClic            Política de Cookies


© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.