Unidad 18. Compartir y Publicar (II)


18.3. Obtener vínculo para compartir

 

Como ya vimos, esta opción se encuentra en el cuadro de diálogo que aparece con el botón Compartir, pero también se encuentra como un botón independiente en la misma barra de herramientas de la pantalla principal de Drive , así como en el menú contextual cuando seleccionamos un archivo.

Podemos decir que el uso de vínculos para compartir es el método ideal cuando el número de personas que van a acceder al elemento compartido es muy alto. Incluso, cuando se trata de personas de las que desconocemos su correo electrónico, pues basta con que conozcan la URL del vínculo para acceder a él. En cualquier forma que usemos esta opción (botón, menú contextual u opción del cuadro Compartir), podemos establecer el tipo de derechos que tendrán las personas que vean el documento o carpeta.

Con la opción predeterminada, se activa el uso de vínculos compartidos en la opción Cualquiera con el vínculo puede ver, pero podemos desplegar el resto de las opciones:

A su vez, la opción Más, nos lleva a otro cuadro de diálogo donde podemos ver quiénes pueden usar el vínculo o desactivarlo. Es interesante observar que no es necesario iniciar una sesión en Google para tener acceso al elemento. Sin embargo, es una condición iniciar sesión para que otros usuarios tengan derecho de edición.

Una vez establecidas las preferencias para el uso compartido de vínculos, lo que sigue es pulsar el botón Guardar, que te devolverá al cuadro de diálogo anterior en donde podrás copiar el vínculo para enviarlo por correo electrónico o cualquier otra vía.

De este modo, podríamos compartir un documento de una manera totalmente abierta. Es decir, podriamos usar la primera opción Activado, para que el elemento pueda ser encontrado en la Web (a través de los motores de búsqueda), a su vez, podríamos dar derechos de edición (Puede editar) a cualquier que use el vínculo. Si, además, difundimos el vínculo en redes sociales u otros métodos masivos, el resultado podría ser muy extraño, digno de un experimento social pues cualquiera podría añadir, modificar o eliminar lo que desee, siempre y cuando inicie sesión en Google. De cualquier modo, como hemos visto antes, quedaría un registro de actividad en el archivo donde podríamos ver quién ha realizado modificaciones al mismo.

Si no es tu intención permitir que muchas personas modifiquen tu archivo, debes ser cuidadoso al momento de compartir un documento a través de su vínculo. En la mayoría de los casos, se tratará sólo que lo puedan ver otras personas. Si lo que deseas es que personas específicas editen y/o comenten el documento, entonces es preferible usar la opción Compartir y el cuadro de diálogo que veremos enseguida.

Finalmente, debemos recordar que un gran método para compartir contenido de nuestros archivos de Google Drive con el público en general y sin que éstos puedan modificarlos es creando un sitio de Google e insertando en él cualquier archivo, tal y como vimos en la unidad 16.


Enero-2017
Pág. 18.2
Atrás Inicio Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook ,    G+            Sobre aulaClic            Política de Cookies


© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.