Unidad 4. Modificando el documento (XI)

4.4 Deshacer y Rehacer

Deshacer y Rehacer (O lo que es lo mismo, no destiendan la cama que la acabo de tender). Hace algunos años, muchos años más bien, cuando era estudiante, solía añadir comentarios o notas a mis trabajos para mi consumo, usualmente para divertirme. Recuerdo que en una ocasión omití pasar en limpio una página en mi vieja máquina de escribir (marca Remington) pensando que no tenía ninguna frase adicional. El resultado fue que mi maestro leyó una mala broma acerca de él. Por fortuna lo tomó con filosofía cuando le ofrecí disculpas y le expliqué que era una práctica habitual mía para recordar mejor las materias (tuve que enseñarle borradores de trabajos con otros maestros e incluso mi cuaderno de apuntes para convencerlo) y al final no hubo ningún problema. En el caso del título de este apartado, no fue un accidente no haberlo borrado, sólo recordé que si deshacemos y rehacemos una acción en Word, ocurre como con la cama donde dormimos todos los días: la tendemos en la mañana para, invariablemente, des tenderla en las noches. Pero no me haga caso y siga con la lectura de este curso como originalmente estaba planeada.

Si hemos realizado un cambio y nos arrepentimos del mismo, tenemos la oportunidad de revertirlo con el botón "Deshacer" de la barra de acceso rápido. Si ubicamos el puntero del ratón sobre este mismo botón, la etiqueta emergente reflejará el último cambio posible. Si acabamos de escribir algo, la etiqueta dirá "Deshacer Escritura (Ctrl+Z)".

Pág. 4.11

Atrás  Inicio  Adelante