Unidad 13. Publicar (I)


13.1. Introducción

Ver el videotutorial

Una vez tenemos terminada nuestra página web sólo queda publicarla en Internet para hacerla accesible a los millones de internautas de todo el mundo. Hoy en día nos parece normal que cualquier persona del planeta pueda ver nuestras páginas web en Internet pero hasta la década de 1990 a nadie se le hubiera ocurrido soñar que sería tan fácil y tan barato poder comunicarse con tanta gente.

Básicamente para publicar hace falta tener acceso a un servidor de Internet y disponer de una forma de subir los archivos al servidor. También es conveniente saber lo que es un dominio de Internet y cómo hacer que nuestra página sea encontrada por los buscadores.

También podemos publicar en un servidor local instalado en nuestro ordenador, de esta forma podremos probar las páginas dinámicas sin subirlas a Internet, por ejemplo, mediante WAMP o XAMPP podemos instalar un entorno con el servidor APACHE, PHP, MySQL en Windows. Para Linux XAMPP o LAMP.

Como ya dijimos en la unidad 1, si lo que te interesa es simplemente escribir en Internet y no te atrae la parte técnica o informática, lo más adecuado es utilizar los blogs gratuitos como Blogger o WordPress.com.

13.2. Servidores

Para que tu página se vea desde Internet simplemente tiene que estar almacenada en un servidor de Internet. Es decir, debes disponer de espacio en un servidor para poder subir tus archivos, donde cualquiera pueda verlos.

Cualquiera puede tener un servidor de Internet, sólo hace falta un ordenador, una dirección IP fija, una conexión telefónica y un software adecuado, como el servidor Apache, que además es gratuito. Esto explica el gran crecimiento inicial de Internet. Han surgido miles de servidores que comparten su información por el simple gusto de aprender y enseñar. Y muchos más que esperan hacer negocio en la red.

De todas formas, crear un servidor tiene cierta complejidad y se sale del ámbito de este curso, además necesitarías una conexión permanente a Internet y un ordenador con el servidor web en funcionamiento las 24 horas del día. Sí es más accesible instalar en servidor local como WAMP, en el curso de Dreamweaver de aulaClic lo tienes explicado.

Para acceder a un servidor de Internet hay dos alternativas, buscar un servidor gratuito o contratar uno de pago. Para empezar puede servir un servidor gratuito pero para cosas más serias es conveniente utilizar un servidor de pago.

 

• a) Servidores gratuitos.

Podemos diferenciar dos alternativas gratuitas:

Sitios especializados. Existen algunos sitios web especializado en ofrecer espacio gratuito como Fortunecity, Tripod, iEspaña, Galeon, etc. La mayoría colocarán publicidad en las páginas alojadas. Los servidores gratuitos pueden imponer restricciones en el uso de ciertas instrucciones de programación web y no te permiten cambiar la configuración del servidor. Cada vez es más difícil encontrar servidores gratuitos con un mínimo de calidad. Google Sites es un caso aparte.

Algunos proveedores anuncian servidores gratuitos pero al leer el contrato con detalle podemos encontrar condiciones como que sólo es gratuito el primer mes, que hay que tener un número mínimos de visitas, etc.

También hay que destacar que la mayoría de servidores gratuitos no admiten el uso de páginas dinámicas ni bases de datos.

Proveedores de acceso. Cuando contratas un servicio de conexión a Internet a través de un proveedor, suelen ofrecer de forma gratuita un espacio web en sus servidores. Por ejemplo ya.com, Orange, Telefónica, etc. Si ya tienes contratada una conexión a Internet, revisa las condiciones porque probablemente tienes derecho a un espacio gratuito en el servidor.

 

• b) Servidores de pago.

Si quieres tener un lugar más profesional donde colocar tus páginas o las de tu empresa puedes utilizar los servicios de empresas especializadas que por menos dinero de lo que piensas te ofrecen muchos servicios, prueba a visitar Arsys , Acens o Alojalia y ver sus condiciones y tarifas.

Los servidores pueden ser de dos tipos básicos, compartidos o dedicados. Un servidor compartido (shared hosting) es aquel que comparte máquina física con otros servidores compartidos. En un servidor dedicado una máquina física soporta un solo servidor dedicado.

En un servidor compartido no se te permiten cambiar completamente la configuración del servidor, ni hacer reinicios físicos de la máquina, mientras que un servidor dedicado puedes hacer todo lo que quieras puesto que el servidor está completamente a tu disposición. Inicialmente es preferible un servidor compartido ya que es más asequible y ofrece prácticamente todos los servicios que son necesarios para un uso particular o profesional. Un servidor dedicado es conveniente para un sitio web con muchas visitas o si se requiere una configuración muy especial del servidor.

Los servidores ubicados en EE.UU. ofrecen más recursos por el mismo precio pero con el inconveniente de la atención al cliente en inglés: lista de los mejores.

En este buscador de alojamiento o Hosting puedes encontrar servidores con las características que desees: BuscaHost.

A la hora de contratar un servidor ten en cuenta que es importante la velocidad con la que las páginas se cargan en Internet y no todos ofrecen la misma velocidad de transferencia o ancho de banda. Algunos servidores ofrecen "espacio ilimitado" pero en realidad quieren decir "espacio suficiente" para la mayor parte de los usuarios.

También es importante fijarse en las condiciones del servicio de atención al cliente que ofrecen los distintos proveedores.


Enero-2010
Pág. 13.1

Atrás  Inicio  Adelante




.