Unidad 12. Técnicas de trabajo con objetos (VII)



12.3. Calcar un mapa de bits

Ya vimos que rasterizar una imagen era convertir un gráfico vectorial en píxeles, obteniendo así un mapa de bits. El proceso contrario se llama Calco interactivo, es decir, generar un gráfico vectorial a partir de un mapa de bits. Esto nos permite realizar un dibujo partiendo, por ejemplo, de una fotografía, que luego podremos editar, lo que nos puede ahorar tiempo. O si somos hábiles con el lápiz y papel, crear nuestros bocetos a mano, escanearlos, y acabarlos con Illustrator, dándoles color y estilizándolos.

Antes de comenzar con algunos ejemplos, vamos a ver en que consiste este proceso.

Partimos de un mapa de bits. La imagen la podemos haber abierto directamente, haberla colocado en un documento, o haberla generado por rasterización. Lo importante, es que tenemos una imagen en nuestro documento. Al seleccionarla, en el Panel de Control, encontramos el botón desplegable Calco interactivo Calco interactivo. Si lo pulsamos, creamos un calco con las opciones por defecto, y si pulsamos sobre la pestañita, se muestra un desplegable con los distintos Ajustes preestablecidos. Un ajuste preestablecido es una combinación de opciones de calco interactivo, que puedes ver en este avanzado Avanzado. Podemos ir cambiando de un ajuste a otro, hasta encontrar el que más se asemeje al resultado que deseamos obtener. Una vez que hayamos elegido uno, afinaremos un poco más ajustando las opciones principales, normalmente el Número de colores o el Umbral.

Una vez que hemos creado el calco, podemos Expandirlo para editar sus trazados, o Convertirlo a pintura interactiva para que se expanda y se convierta a un grupo de pintura interactiva, pudiendo editar también sus colores.

 

o Imagen a color. Ver el videotutorial

Vamos a comenzar calcando una forotografía. Utilizaremos la imagen Tigre.gif que puedes encontrar en la carpeta de Ejercicios del curso.

Partiendo de esta imagen, queremos obtener un gráfico vectorial pero con pocos colores. Así, que desde el Panel de control, desplegamos los Ajustes preestablecidos del calco, y seleccionamos el que a priori más se ajusta a lo que buscamos, en este caso, Color 6.

Partiendo de ese ajuste como base, vamos a ir reduciendo uno a uno los colores, hasta que consigamos el efecto que buscamos con los menos colores posibles.

En este ejemplo, nos hemos quedado con 4 colores.

Nota: Los colores pueden variar en función del modo de color. En este ejemplo, hemos abierto la imagen directamente, por lo que se utiliza un espacio de color CMYK. Puede diferir ligeramente si abres un nuevo documento en RGB y colocas la imagen.

Junio-2009
Pág. 12.7

Atrás  Inicio  Adelante





.