Unidad 1. Introducción (IX)

1.8. ¿Qué se puede hacer en Internet? Publicar Información

bola Compartir experiencias.

Las personas tenemos necesidad de compartir nuestras experiencias y conocimientos. Internet se ha adaptado a esta realidad y ya no es necesario que dispongas de tu propia página web o blog para poder opinar o enriquecer el contenido de la red. La web de hoy en día la construyen sus usuarios.

¿Cómo es esto posible? Porque las páginas que más triunfan hoy en día en internet son aquellas participativas. La gente sube vídeos a su propio canal de Youtube, comparte presentaciones en SlideShare, crea álbums de fotos en Flickr, opina sobre un artículo o producto en Ciao, o contacta con sus amigos en redes sociales como Facebook. Cuando alguien ve un artículo interesante, lo referencia en su Twitter . Así, cada vez hay subido más material actualizado, interesante y específico, gracias al uso democrático de Internet. Y, lo que es más importante, está organizado en vez de estar dividido en miles de páginas personales de personas anónimas.

Antiguamente sólo unos pocos creaban los contenidos de Internet porque era necesario tener un mínimo de conocimientos informáticos. Esto hacía que las páginas personales no tuviesen demasiadas oportunidades de hacerse conocidas, y por tanto, que los contenidos de sus creadores pasaran bastante desapercibidos. Actualmente opinar o compartir enlaces interesantes con tus amigos es muy intuitivo porque las páginas suelen contener botones que simplifican esta tarea. Así, es posible que un usuario logre reconocimiento por la calidad de sus contenidos, sin que deba preocuparse de cuestiones informáticas.

El contenido de la web ha dejado de ser algo creado por profesionales para usuarios. Ahora son los propios usuarios los que lo crean, formando la Web 2.0. Este nuevo punto de vista renueva los fundamentos de la Web, que ahora está completamente orientada al usuario. Un lugar donde las redes sociales, las comunidades y la personalización de los sitios se han hecho un hueco donde todos tenemos cabida.

 

bola Crear un blog o microblog.

Un Blog o Bitácora es una página web que contiene una serie de entradas de texto o artículos que se actualizan de forma periódica. El texto más actual se coloca en primer plano para que sea lo primero que vean los visitantes al entrar en la página.

Los blogs empezaron principalmente como diarios personales, donde sus creadores encuentraban una forma de trasmitir al mundo sus ideas. Sin embargo cada vez son más las empresas que disponen de un blog como una forma más personal e informal de dirigirse a sus clientes o potenciales clientes. También suelen encontrarse numerosos blogs de profesionales que, al margen de su empleo, dedican su tiempo a compartir conocimiento que consideran relevante y que les hace lograr prestigio en su sector.

Como la interfaz de estos sitios suele ser extremadamente sencilla, cualquiera es capaz de publicar. Además, crearlo y utilizarlo es gratuito. Al estar al alcance de cualquiera, se ha conseguido que haya blogs de todo tipo de temáticas. Puedes visitar Blogger, WordPress, o Yahoo 360 para crear un blog.

En él podrás incorporar imágenes, vídeos, calendarios con una agenda de eventos marcados, e incluso publicidad para sacar algún dinero por las visitas que recibas de tus lectores. Eso sí, no olvides citar tus fuentes si referencias el trabajo de otras personas o artículos de Internet, para mantener su reconocimiento y dar más credibilidad a tu material. Copiar el material de una página a tu propio blog sin citar la fuente puede darte mala imagen y acarrearte más de un comentario negativo por parte de los lectores.

Si quieres disponer de un espacio personal propio pero no tienes de tiempo para mantener un blog al día con extensas publicaciones, tienes la posibilidad de crear un microblog. Twitter es el sitio de microblogs por excelencia a día de hoy. Al darte de alta (también gratuitamente) dispones de una página personal donde crear entradas de 140 caracteres como máximo. Así dispondrás de un espacio donde enlazar los contenidos interesantes que vas encontrando en la web, o hacer breves reflexiones y compartirlas con todo el mundo.

 

bola Crear una página web.

Otra opción para publicar información es construir tu propia página web. Hace unos años cualquiera se creaba una página web porque eran bastante estáticas y no existían tantas herramientas para la publicación de contenidos como hoy en día. La gente se veía forzada a ello si quería publicar. Actualmente este tipo de páginas personales se han visto absorvidas por los blogs, porque permiten que asociaciones, clubs y demás pequeñas agrupaciones de personas compartan información sin preocuparse por los detalles técnicos de su puesta en funcionamiento. Tendemos, por lo tanto, a una profesionalización mayor en la creación de páginas web, que cada vez son más complejas y dinámicas. Ahora son los informáticos quienes normalmente crean las páginas, y los distintos profesionales los que les incorporan contenidos.

Aún así, si dispones de un pequeño negocio y quieres crear una página sencilla que te ayude a darte a conocer, aquí te mostramos los pasos a seguir para crear una página básica y funcional:

  1. Elaborar el contenido.
  2. Pasar el contenido a HTML.
  3. Publicar el contenido en Internet.

 

1. Elaborar el contenido.

Obviamente, hay que tener algo que decir y si es interesante para los demás, mejor aún. Hay que sacar provecho de las características de Internet. Utilizar los hiperenlaces da mucho juego, puedes construir un índice, estructurar la información a tu gusto y enlazar con páginas de otros autores para ampliar los temas. También se pueden utilizar imágenes, gráficos animados, incluso sonido y vídeo. Como ves crear contenido en Internet ofrece muchas más posibilidades que hacerlo en un medio tradicional.

 

2. Pasar el contenido a HTML.

Aquí tenemos dos posibilidades en función de nuestros conocimientos, si no sabes HTML puedes utilizar un procesador de texto que luego nos pase la información a HTML directamente, como por ejemplo Word (utilizando la opción Guardar como y guardandola Página web). Aunque estos programas no especializados no son demasiado recomendables, por el código que generan.

La segunda posibilidad, para los que saben o quieren aprender HTML, es utilizar un editor de HTML. Su uso es muy visual, casi como escribir en un procesador de texto, como pueden ser KompoZer, o Amaya (gratuitos). Y hay otros más avanzados como Dreamweaver de Adobe.

 

3. Publicar en Internet.

Una vez tenemos acabada nuestra página web debemos publicarla en Internet si queremos que pueda ser vista desde cualquier parte del mundo. Para ello simplemente tiene que estar almacenada en un servidor de Internet. Estos servidores los podríamos crear nosotros mismos, pero requiere de cierto conocimiento informático, de modo que lo habitual es contratar el servicio de almacenamiento por una mensualidad bastante asequible (Arsys, Acens, 1and1,...). Si no quieres invertir, no te preocupes, algunos servidores comerciales también ofrecen servicios gratuitos a cambio de un poco de publicidad.

A continuación te vamos a indicar cómo puedes hacerlo.

a) Obtener espacio gratuito.

Para esto te proponemos cualquiera de las siguientes alternativas válidas:

- Inscribirse en un sitio especializado en ofrecer espacio gratuito como Tripod, Galeon, Fortunecity, etc.

- Utilizar el espacio gratuito que suelen ofrecer los proveedores de Internet cuando te conectas a Internet a través de ellos. Por ejemplo ya.com, Orange, Terra, etc.

 

b) Colocar tus páginas en Internet.

Una vez hayas elegido el sitio web que hospedará tus páginas debes seguir las instrucciones que te darán para transferir tus páginas web a su servidor. Normalmente se hace mediante un programa de transferencia por FTP, por ejemplo Filezilla, a partir del usuario, password y servidor FTP que te proporcionen. Tendrás dos ventanas, una con los ficheros de tu ordenador y la otra con los ficheros en el servidor web, mediante botones o arrastrando archivos podrás pasar los ficheros de un lado al otro. Así de fácil.

A partir del momento en que transfieras tus ficheros ya podrás ver tus páginas en Internet tecleando la dirección (URL) que te asignen.

Por ejemplo. http://members.es.tripod.de/tu_nombre/tu_página .htm

Si la dirección que te asignan es larga y complicada puedes utilizar una más corta mediante una redirección, contratando un nombre de dominio más corto.

Pág. 1.9

Atrás  Inicio  Adelante