ARTÍCULO 53. Instalación de Ubuntu paso a paso (II)


Probando Ubuntu en modo Live

 

Una característica de muchas distribuciones de Linux, entre ellas Ubuntu por supuesto, es que podemos iniciar un ordenador con el DVD o USB en vez de instalar el sistema operativo y así podemos probarlo en modo "Live" (Vivo). Es decir, utilizar el sistema operativo sin instalarlo realmente en el ordenador. Esta característica es muy destacable y de hecho no existe en los discos de instalación de Windows, pues nos permite mirar el sistema y sus aplicaciones y poder decidir con mayor información si funciona para nosotros o no.

Cuando iniciamos nuestro ordenador desde el DVD o el USB, lo primero que nos muestra es una ventana en la que podemos seleccionar el idioma que deseamos y dos botones Probar Ubuntu e Instalar Ubuntu.

Puedes sólo probarlo pulsando el primero botón. El sistema se cargará en memoria sin realizar ningún cambio en el disco duro. Su funcionamiento puede resultar un poco más lento que si estuviera instalado en nuestro disco duro, pero conocerás su interfaz, su lista de programas y podrás utilizarlos sin restricciones.

Preparando la instalación

 

Antes de instalar Ubuntu, debes considerar algunos detalles adicionales en función de lo que desees hacer. En primer lugar, si tu ordenador aún tiene archivos importantes, hay que crear un respaldo en otra memoria USB o cualquier otro soporte. Esa es una regla de oro que no requiere mayores explicaciones: no te arriesgues a perder información que después puedes lamentar. Por otra parte, por lo general, los ordenadores inician automáticamente desde un DVD o una memoria USB cuando son booteables, es decir, cuando detectan que hay un sistema operativo disponible. Si eso no ocurre en tu ordenador, entonces hay que configurarlo del modo correcto. Es frecuente que pulsando F12 en el momento en el que encendemos la máquina, se presente un menú ofreciendo alternativas de arranque, entre ellas, iniciar desde la unidad de disco o un puerto USB. En otros caso hay combinaciones de teclas como Ctrl-S o Escape y luego F2. Si no funciona con ninguna de estas combinaciones, tal vez sea necesario buscar información sobre la marca y modelo específicos del ordenador para saber cómo iniciar desde la unidad que vas a utilizar..

El segundo elemento es asegurarnos que el disco duro tiene al menos 5 GB libres, aunque se aconsejan 25 GB de espacio y que el ordenador, para la última versión de Ubuntu al momento de escribir esto, tenga 2 GB de memoria RAM y un procesador de 2 Ghz. Si tu ordenador tiene menos de estos requisitos mínimos, entonces considera instalar LUBUNTU, al que ya nos referimos antes.

Una vez vistos estos elementos, puedes proceder a la instalación de Ubuntu.

Instalando Ubuntu en una máquina sin sistema operativo.

 

Hemos iniciado nuestro ordenador con el DVD o la USB de Ubuntu y hemos llegado a la pantalla que presentamos antes. Ahí hemos elegido el idioma a utilizar, ahora es momento de pulsar el botón Instalar Ubuntu.

A continuación, indicamos el idioma y tipo de teclado que estamos usando. Desplazarnos por la lista de la izquierda no debe representar ningún problema utilizando la rueda del ratón. Pulsamos Continuar.

En la siguiente pantalla definimos si deseamos hacer una instalación normal. Es decir, si deseamos una instalación con el conjunto de programas predefinidos, o bien hacer una instalación mínima. También es preferible tener marcada la casilla Descargar actualizaciones al instalar Ubuntu, así comenzaremos usando la última versión del sistema.

La segunda casilla sólo debe marcarse si necesitamos algún controlador específico para nuestra tarjeta gráfica o nuestra antena de conexión WiFi a Internet. Si no estás seguro de requerir esta opción, simplemente puede quedarse desactivada. Una vez hecha la instalación, comprobaremos si está funcionando la antena y si podemos conectarnos a Internet.

 

Por tanto, pulsamos Continuar e indicamos el tipo de instalación con diversas opciones.

Si vamos a instalar Ubuntu como el único sistema operativo del ordenador, basta con mantener seleccionada la primera opción y avanzar. La segunda casilla, como se indica, permite cifrar la instalación, aunque aumentará el tiempo para instalar. Finalmente, la tercera y cuarta opción permite modificar el tamaña del disco en el que se instalará Ubuntu, crear discos lógicos adicionales, etcétera. De nueva cuenta, si no estás seguro acerca de estas opciones, pueden dejarse sin modificar y pulsar en el botón Instalar ahora. Veremos una advertencia adicional respecto a los cambios en el disco.

Enseguida debemos indicar nuestra ubicación para establecer el uso horario a utilizar.

 

Lo que sigue es indicar nuestro nombre, un nombre de usuario, una contraseña y seleccionar cómo deseamos iniciar sesión. Eso dependerá, obviamente, de las preferencias de cada quién y del uso que le daremos al equipo.

A partir de este momento comenzará propiamente la instalación del sistema. En lo que ocurre, puedes ver una presentación de algunas características del mismo desplazando la pestaña en pantalla.

Cuando el proceso concluye, es necesario reiniciar el equipo, con lo que estaremos listos para usar Ubuntu.

Instalando Ubuntu en un ordenador con Windows.

 

Cuando instalamos Ubuntu en un ordenador con Windows, pero no deseamos sustituirlo, sino instalarlo para tener ambos sistemas disponibles, el proceso es igual de sencillo y no es necesario repetirlo aquí. En estos casos sólo hay una diferencia que debemos resaltar. Debemos indicar cuánto espacio de disco vamos a dedicar al sistema operativo Ubuntu. Debemos reservar un espacio mínimo de 5 GB y así tendremos los dos sistemas en nuestro ordenador. Pero sería conveniente dedicarle más espacio, sobre todo si vamos a trabajar constantemente en él. De cualquier modo, el proceso es bastante sencillo.

En Tipo de instalación se añade una opción para indicar que deseamos instalar Ubuntu junto a Windows. Podemos, por supuesto, borrarlo e instalar sólo Ubuntu, en cuyo caso el proceso es igual al del apartado anterior.

Después debemos indicar cuánto espacio en disco dedicaremos a Ubuntu. Eso es tan sencillo como desplazar la barra vertical con el ratón.

El resto del proceso de instalación es igual al ya mostrado. Sin embargo, debemos considerar que los cambios necesarios a las particiones del disco duro pueden requerir mucho más tiempo y no debe apagar su equipo de ningún modo para no correr el riesgo de dañar su instalación de Windows.

Una vez concluida la instalación, al reiniciar el equipo veremos este menú con el que podemos elegir cuál sistema operativo utilizar.

 

 

 

... seguir leyendo.


Mayo-2018
Pág.2 de 3
Atrás Inicio Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook ,    G+            Sobre aulaClic            Política de Cookies


© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.