Unidad 1. Introducción (III)

1.2. Conceptos básicos de fotografía digital

En los últimos años del siglo pasado, cuando empezaban las primeras cámaras digitales de 3 MP. un conocido me decía muy convencido que una foto digital nunca podría igualar la calidad de una foto analógica. Hoy ya se ha dado cuenta que poder llevar en el bolsillo de la camisa una cámara de 20 MP con un buen zoom, geolocalización, vídeo 4k, poder hacer más de 10.000 fotos y verlas en ese mismo momento es algo maravilloso; sobre todo para los que hemos utilizado cámaras analógicas.

Además, en unos pocos segundos una foto hecha con el móvil y subida a Internet está disponible para millones de personas en cualquier parte del mundo.

Incluso desde el punto de vista de un profesional, si es necesaria mucha resolución en fotos de estudio, ya existen cámaras digitales con grandes formatos y resoluciones enormes. Definitivamente la fotografía analógica, (o fotografía química) ha pasado a la historia.

buitre posado

 

En una cámara analógica la luz entraba por el objetivo y exponía la película quedando alterada la composición química de las sales de haluro de plata de la película, luego había que llevar la película a revelar para obtener el negativo, y ya podíamos obtener copias en papel mediante el positivado. El revelado y positivado lo hacían en el laboratorio fotográfico, normalmente no se solía hacer en casa.

Si estás interesado en saber más detalles sobre la evolución de la fotografía analógica y el comienzo de la digital puedes verlos aquí Avanzado.

En una cámara digital el proceso es bastante distinto, la luz entra por el objetivo y llega al sensor digital que es como una rejilla con millones de pequeños elementos fotosensores, cada uno de estos elementos capta la luz que le cae encima y la convierte en una señal eléctrica que después de ser procesada es transformada en un color, es lo que llamamos un pixel (picture element) o elemento de imagen. Los millones de pixeles de la imagen se guardan en un archivo, normalmente tipo JPEG, y ya tenemos la fotografía digital que podemos ver en una pantalla o imprimir en papel con nuestra impresora. Las fotos digitales podemos guardarlas en el disco duro del ordenador, en un disco duro externo, en una memoria USB, y en general en cualquier soporte que admita grabar un archivo de datos. Incluso podemos guardarlas en "la nube", en servicios de Internet como Google Fotos.

Como cualquier otro archivo de datos, es muy fácil enviar una imagen JPEG a través de Internet. Por ejemplo, podemos enviar fotos junto a un email, simplemente añadiéndolas como un archivo adjunto. También podemos enviar y compartir fotos por las redes sociales.

En principio, cuantos más pixeles tiene una imagen más nítida se verá, es lo que llamamos resolución. Las cámaras digitales actuales tienen distintas resoluciones según su calidad, por término medio están entre 12 y 40 MP. (millones de pixeles). En la unidad 7 veremos con detalle la relación entre megapixeles, resolución y tamaño de imagen.

Como vemos en la figura, si ampliamos mucho una imagen llegaremos a ver los pixeles que la forman, que como decíamos, no son más que cuadraditos de colores. Más adelante veremos con más detalle cómo se forma un pixel.

imagen con sus pixeles


Noviembre-2020 (V 2)
Pág. 1.3
Atrás Inicio Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook       Sobre aulaClic            Política de Cookies


© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.