Unidad 1. Implementando Windows 10 (II)

1.1. Introducción Windows 10

NOTA: Esta guía ha sido realizada con la versión de pre-producción de Windows 10, y tiene algunas diferencias con la versión de Windows 10 que ha salido al mercado.

¡Windows 10 es el nuevo sistema operativo que los usuarios fieles a Microsoft estábamos esperando a gritos!

Así es, desde la última versión llamada comercialmente Windows 8, Microsoft no la ha tenido fácil y es que, intentar hacer un cambio radical a la apariencia y usabilidad del sistema, no ha provocado buenas reacciones con los usuarios experimentados de Windows. ¿Una nueva interfaz llamada Modern UI? ¿Aplicaciones que ocupan toda la pantalla? ¿El botón Inicio desaparecido? Son preguntas que nos hacíamos a regañadientes.

Muchos pensaban que Microsoft se había vuelto loco. Hacer un cambio radical a la usabilidad y apariencia del sistema hizo que llovieran las críticas más que los aplausos, pero como era de esperar, tuvimos que adaptarnos al nuevo Windows 8 y que, cómo opinión personal, aún no me agrada. Fue tanta la presión de los usuarios y claro, las bajas ventas, que los de Redmond no tuvieron mejor idea que regresarnos lo que pedíamos. No fue del todo fácil ya que primero lanzaron una actualización que en realidad fue una nueva versión: Windows 8.1.

Windows 8.1 llegaba para devolvernos cosas mínimas pero significativas para nosotros, entre ellas el famoso y entrañable botón Inicio, los botones Minimizar, Maximizar y Cerrar que habían desaparecido de las ventanas a pantalla completa (las apps), el botón de apagado en un lugar más fácil de encontrar, en cierta manera Microsoft quería recuperar nuestra confianza.

Ahora con esta última versión que extrañamente se llama Windows 10 y no Windows 9 como muchos esperábamos, Microsoft ha devuelto la verdadera experiencia de trabajar en Windows como se hacía con Windows 7. Microsoft aún apuesta por lo nuevo que se implementó en Windows 8 pero que llega con toda la usabilidad y apariencia de Windows 7, quizá algunos lo consideramos un híbrido entre ambos sistemas. Sinceramente yo, estoy contento por ese cambio.

Lo primero que podrá notar cuando inicie sesión en Windows es el Escritorio y su botón inicio. No dudo en que a usted le dará ganas de hacer un clic en el botón Inicio y ver con nostalgia y algarabía que el menú Inicio y sus funciones de siempre siguen ahí. En Windows 10 usted encontrará un sistema muy potente como lo hizo con Windows 7 y Windows 8. Windows ha mejorado aún más la velocidad de usabilidad y saca el máximo partido a su hardware para trabajar de manera eficiente.

Todas las aplicaciones instaladas en Windows 10 se encuentran en el menú Inicio y si posee algún dispositivo táctil también podrá hacer uso de la Pantalla Inicio como en Windows 8 y seleccionar las aplicaciones desde ahí mismo. Para que pueda sacarle provecho a su dispositivo, en especial a los móviles, Microsoft ha creado “la tienda”. Esta tienda en línea de Microsoft ayuda a los usuarios a adquirir software diseñado para la nueva interfaz de Windows, algunos son de pago y otras gratuitas. Con estas aplicaciones podrá disfrutar de una experiencia más productiva en su dispositivo tal y como lo hacen los usuarios que usan Smartphones o Tablets.

Pág. 1.2

Atrás  Inicio  Adelante