Unidad 37. Archivos (I)





37.1. Objetivos del tema.

Entrar en la filosofía de utilización de los archivos en programación.

37.2. Introducción.

En todos los programas es necesario en algún momento la conservación y la recuperación de datos.

La información que se maneja en el ordenador esta gestionada en base a dos medios de almacenamiento, uno temporal como es la memoria y otro mas duradero como es el soporte magnético.

Las diferencias entre ambos, a parte del tema de la ejecución de los programas, estriban en la capacidad de permanecer la información en los soportes cuando el ordenador es desconectado, mientras que la memoria no tiene esa característica, además la capacidad de almacenamiento de la memoria es reducida.

La información, datos y programas que se utilizan tienen una estructura.

En la memoria la información se maneja en variables, arrays y listas.

En los soportes la información se maneja como archivos, registros y campos, con distintos tipos de acceso, que a su vez están condicionados por el tipo de soporte utilizado que sea o no direccionable.

Existen distintos tipos de archivos que se clasifican por el acceso a los datos que en ellos se graban.

También se podría hablar de los soportes para el almacenamiento de los datos de dichos archivos, pero sería salirse demasiado del contenido de estos apuntes.

Los archivos son direccionables y no direccionables, y los soportes han de guardar dicha relación, aunque hoy en realidad no hay soportes no direccionables, están en desuso, pero nombrado queda al menos.

 

Para la comunicación de un programa con los datos depositados en un archivo, necesitamos conocer varios datos.

 

Nombre del archivo.

Su ubicación en el sistema en el que trabajamos.

La estructura de los datos almacenados en ese archivo.

 

La comunicación del programa con los datos a su vez se realiza a través del Sistema Operativo, al cual le facilitamos dicha información utilizando las instrucciones disponibles en el lenguaje de programación para el manejo de archivos.

 

El Sistema Operativo nos devolverá un medio de enlace que el lenguaje de programación utilizará para la comunicación con los datos del archivo.

Ese medio de enlace es un canal, dicho canal en cada lenguaje de programación es representado de una forma diferente, pero al fin y al cabo es el elemento que representa al archivo en nuestro programa.

 

Los pasos en la utilización de un archivo son

 

Abrir,                     enlazar el archivo, con los datos comentados anteriormente.

Leer o grabar,        recogida o envío de datos.

Cierre,                   al finalizar su utilización, liberar el enlace con el archivo.

 

En este apartado de utilización de archivos para el manejo de estructuras de datos, grabación y lectura, también se debe incluir las bases de datos, que al fin y al cabo son archivos en los que depositamos información, pero debido a que las bases de datos generan archivos y estructuras de datos que son gestionados por otros programas externos a nuestro lenguaje, -Sistemas Gestores de Bases de datos-, MySql, Oraqle, SQL Server, etc..., la gestión de los mismos es más compleja y no vamos a entrar en ello ahora.

 

37.3. Gestión de los archivos.

Con el considerable volumen al que llegan los soportes es imprescindible una adecuada gestión de los mismos para aprovechar su capacidad y aligerar al máximo la localización de los datos en los mismos.

Para ello es necesario establecer una serie de características y sistemas que nos faciliten la gestión de administración del sistema de archivos.

Por otro lado, ya internamente, también existirá un sistema y una estructura para la gestión de cada uno de los registros que componen el archivo.

 

Tablas de asignación de archivos en los soportes.

Cuando un soporte es de escasa capacidad no existen problemas en la gestión del mismo, de hecho en los primeros sistemas de cinta se asignaba una cinta por archivo, los primeros P. C. usaban un disquete de 160 kb. y no tenían directorios.

Pero a medida que se amplía la capacidad es necesario mejorar la asignación y agilizar los accesos, lo cual obliga a tener un sistema ágil de gestión, a tener una tabla de la distribución de los espacios que sea fácil y rápida de manejar.

Las tablas de asignación de archivos varían su estructura de uno a otro S. O., pero básicamente los datos que contienen son los siguientes.

 

Nombre.

El nombre con el que el programador le asigna cuando lo crea.

Este nombre reunirá una serie de características léxicas y sintácticas que varían en función del S. O. como longitud, extensiones, tipos de caracteres a usar.

Las extensiones se utilizan para identificar los archivos del mismo tipo.

El nombre incluye la dirección del archivo en el ordenador o en el lugar en el que esté colocado.

 

“Unidad:\Archivo.Ext”

C:\Archivo.ext

 

“\\Ordenador\Unidad:\Archivo.Ext”

\\Ordenador\C:\Directorio\MiArchivo.ext”

 

Tamaño.

El tamaño hace referencia al volumen de datos que tiene el fichero generalmente, no al espacio que ocupa en disco, que puede ser superior. Se mide en bytes, palabras o bloques.

 

Ubicación.

Hace referencia a una dirección de inicio del archivo, o donde esta el puntero del último registro.

Luego cada uno de los bloques que el archivo ocupa está encadenado con los otros bloques que ocupa.

 

Propiedades, atributos, protecciones, permisos.

 

Características del archivo, una serie de bytes que activados o no indican las propiedades del archivo, posibilidades de acceso para el control de lectura y escritura.

 

Datos de fecha y hora.

Ultima fecha de cuando se modificó o creó el archivo.

 

Octubre-2010
Pág. 37.1

Atrás  Inicio  Adelante






Página inicial  Cursos Informática Gratuitos

Síguenos en:   Facebook       Sobre aulaClic            Política de Cookies