Unidad 3. Los navegadores (I)


3.1. Introducción

Teoria

El servicio más utilizado de Internet es la Web, seguido de cerca por el correo electrónico. Cuando hablamos de entrar en Internet o navegar por Internet nos estamos refiriendo en realidad a la Web. Para poder acceder a la Web necesitas un programa llamado navegador (browser).

La información en la Web está disponible mediante páginas web. Estas páginas están escritas internamente en lenguaje HTML. Para transformar ese lenguaje en páginas Web visibles hace falta un programa, a estos programas se les llama navegadores o browsers (en inglés). Son programas complejos que realizan muchas funciones pero desde sus inicios han sido gratuitos y se pueden descargar de la Web. Los navegadores más utilizados en 2014 son Chrome, Internet Explorer (IE) y Firefox. Para Apple el navegador es Safari.

Un navegador sirve para acceder a Internet, pero también puedes utilizar los navegadores sin conexión a Internet para ver páginas web que tengas grabadas en el disco duro, en un USB, DVD u otro dispositivo. Los navegadores también pueden ejecutar programas a través de las Extensiones.

Los navegadores van incorporando las nuevas tecnologías que se generan en torno a Internet, cada poco tiempo aparecen versiones nuevas, es conveniente tener actualizado nuestro navegador.

Cuando aparece una nueva versión, algunos navegadores las instalan automáticamente o te avisan de ello. También podemos visitar la web del navegador y descargar gratis la última versión. Si tienes una versión anticuada puede que al visitar ciertos sitios no los veas correctamente. Por ejemplo, ciertas animaciones pueden no funcionar, o puede que no se abra un determinado menú.

Tanto si quieres actualizar tu versión como si quieres instalarte un navegador aquí tienes los detalles para tres de ellos:

- Google Chrome Básico.

- Internet Explorer Básico.

- Mozilla Firefox Básico.

bola Un poco de historia.

El primer navegador que se difundió por la red fue el Mosaic, en 1993. Después se transformó en Netscape, que dominó el mercado hasta la llegada de Microsoft con su Internet Explorer (IE) en 1996.

Se inició la llamada "guerra de los navegadores" en la que se interpusieron demandas contra Microsoft por intentar abusar de su posición dominante en el mercado de los sistemas operativos, con Windows, para introducir su IE.

Esta guerra en los tribunales fue larga y disputada. Pero la guerra comercial fue ganada por Microsoft durante algunos años, en el año 2005 tenía más del 90% del mercado de los navegadores. La principal baza de Microsoft era tener su navegador ya preinstalado en Windows. Lo que hizo que la mayoría de usuarios simplemente no se molestasen en descargar e instalar otro.

En 2005 surgió con fuerza un nuevo competidor para IE, se trataba de Firefox, el navegador de la organización Mozilla y la continuación del abandonado (por entonces) Netscape. Esta organización pertenece al mundo del código abierto y no al mundo empresarial como Microsoft.

bola Firefox es un navegador moderno que innovó con unas características muy interesantes. Por ejemplo, con un bloqueador de las molestas ventanas emergentes (pop-ups), también fue quien introdujo el concepto de pestañas que permiten ver varias páginas web en una misma ventana. En Firefox hay integrados, en la parte superior derecha, varios de los buscadores más utilizados, como Google, Yahoo, etc.

La principal baza de Firefox es el uso de complementos, y la gran cantidad de ellos que hay disponibles, lo que adapta las funcionalidades del navegador a las necesidades del usuario.

Aunque como irás viendo, estas características novedosas han ido incorporándose al resto de navegadores poco a poco.

bola En Septiembre de 2008 apareció otro navegador de la mano de Google, el Chrome. Teniendo en cuenta la fuerza de Google en la red, no es de extrañar que haya llegado a ser el más usado.

bola También está disponible para los usuarios de Windows el navegador Safari de Apple.

bola Otro navegador digno de mencionarse y con bastantes usuarios es Opera. Muy ligero y que tiene como filosofía la total configuración del programa por parte del usuario y el cumplimiento a rajatabla de los estándares publicados por la W3C.

Estos cinco sin duda son los navegadores dominantes, y aunque existen otros, su difusión es mínima.

En los últimos años, Internet Explorer ha ido perdiendo cuota de mercado, en 2013 dejó el primer lugar a Google Chrome.

Existen páginas especializadas en medir la calidad del navegador. Por ejemplo el test html5test comprueba cómo respeta los estándares HTML5 el navegador, dándole una puntuación. Otro test, SunSpider se encarga de medir la velocidad con la que el navegador ejecuta el código JavaScript, cada vez más empleado en las llamadas aplicaciones web.

Es importante que un navegador respete los estándares porque de esta forma una página web se verá igual en cualquier navegador, y las innovaciones no presentarán problemas. Hasta hace poco había un navegador que debido a su posición dominante no respetaba totamente esos estándares, pero ahora ya no hay ningún navegador con esa posición ventajosa y todos procuran ser más disciplinados con las reglas comunes. Es un ejemplo de cómo la competencia real beneficia al usuario y los monopolios le perjudican.

Vamos a ver cómo se manejan los navegadores más utilizados, Chrome, Internet Explorer y Mozilla. Tomaremos como base Chrome, aunque los conceptos básicos son los mismos para los tres navegadores. Esperamos que descubras alguna cosa que te haga más fácil navegar por la red de redes.

Para el curso hemos utilizado las últimas versiones disponibles a la hora de escribir este curso, la versión  33.0.1750.146 m de Chrome, la versión 11 de Internet Explorer, y la versión 29.0 de Firefox. Todas sobre Windows 7.

Pág. 3.1

Atrás  Inicio  Adelante