Página inicial  

trans_770 trans_160

Unidad 13.  Configurar la Pantalla (III)


13.4. Los Temas

Los Temas, son un conjunto de estilos de apariencia, colores, sonidos, fondo de Escritorio, iconos y apariencia de los menús. Se trata de agrupar todas estas características bajo un nombre. De esta forma, podemos cambiarlos con un simple clic.

Accedemos a los temas a través de la opción Tema en la ventana de Personalización, que abre la ventana Configuración de temas.


Desplegando la lista Tema: podemos elegir uno de los disponibles, que se previsualizará en la ventana.

Una vez escogido uno, lo aplicaremos con los botones Aceptar y Aplicar.

Si seleccionamos un tema, y cambiamos aspectos de su apariencia, al volver a la ventanas Configuración de Temas, veremos que el tema seleccionado es Mi tema actual, que no es más que el tema original con nuestras modificaciones. Si queremos, podemos guardarlo pulsando en Guardar como... y dándole un nombre. A partir de ese momento estará disponible en el desplegable.

Cuando seleccionemos un tema que hayamos guardado, o instalado nosotros (podemos descargarlos de Internet) el botón Eliminar estará activo, lo que nos permitirá borrarlo.

Pero hay otros temas de Windows que no podremos borrar. El tema Windows Vista, que es la apariencia de Windows Vista, y el tema Windows Clásico, que es un tema de Windows muy básico, con pocos efectos visuales, pero que consume menos recursos.

13.5. Configuración de la pantalla

 

La configuración de pantalla nos permite elegir aspectos como la resolución o la calidad de color de la pantalla, incluso el comportamiento de las pantallas si podemos conectar más de una.

Accedemos a la configuración a través de la opción Configurar pantalla de la ventana Personalizar.


Hemos de tener en cuenta, que los valores que se pueden establecer, dependen del monitor y la tarjeta gráfica de cada equipo.

La resolución es el tamaño de píxel que tomará la pantalla. En la imagen podemos ver que se usa un tamaño de 1280 x 800 píxel.

Cuanto más grande sea el tamaño, más pixels habrán y más pequeños serán. Por eso, las imágenes, iconos, textos, etc.. se verán más pequeños, pero dispondremos de mayor área de trabajo.

La calidad de color especifica el número de colores que soportará la pantalla. Cuanto mayor sea el valor, el color resultará de mejor calidad, pero consumirá más recursos del sistema.

Estas propiedades son comunes a todos los equipos.

La ventana de la imagen corresponde a un portátil. Los portátiles y algunos sobremesa pueden tener una salida para un monitor secundario. En este caso, pulsando sobre el número del monitor, podremos modificar el color y la resolución de cada uno.

Si en ambos monitores está marcada la opción Extender el escritorio a este monitor, los monitores actuarán como si fuese el mismo, pero panorámico. Cuando desplacemos el cursor hasta sacarlo por el lateral de uno, aparecerá en el otro monitor. Esto es muy útil para trabajar con muchas ventanas.

 

Los cambios en los colores y la resolución, no se aplican del todo aunque pulsemos el botón correspondiente. El sistema toma la nueva configuración, y aparece un cuadro de diálogo con una cuenta atrás. Si no pulsamos antes de que la cuenta acabe, se restablecen los valores anteriores. Esto es útil, por ejemplo, si elegimos una configuración que no funciona correctamente en el monitor o el adaptador y se queda la pantalla negra. En este caso, sólo habremos de esperar unos segundos para que vuelva a la normalidad.

Para ver la Configuración avanzada... visita este avanzado.

Para practicar estas operaciones te aconsejamos realizar Ejercicio Configuración de la Pantalla

 

  Ejercicios del Tema 13 .

 

  Prueba evaluativa teórica del Tema 13 .

 


Pág. 13.3
Atrás  Inicio  Adelante



Aviso legal: Este curso es gratuito siempre que se visualice desde la página web de aulaClic. No está permitido utilizar estos cursos en academias o centros de enseñanza privados.
© aulaClic S.L. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.
Diciembre-2007.